El Lignum Crucis, el tesoro de Avilés

El Lignum Crucis, en primer término, ayer, en Santo Tomás. / MARIETA
El Lignum Crucis, en primer término, ayer, en Santo Tomás. / MARIETA

La Real Cofradía de la Soledad exhibe desde ayer su reliquia en la Capilla de la Virgen de la Soledad , en la iglesia de Santo Tomás

C. R. AVILÉS.

«El mayor tesoro de la Cofradía es ahora el tesoro de Avilés». Iván Álvarez celebró ayer con estas palabras la exhibición permanente del 'Lignum Crucis' (cruz con la madera en la que Jesús fue crucificado) en la Capilla de la Virgen de la Soledad de la iglesia de Santo Tomás de Cantorbery. La Real Cofradía de la Soledad y de la Santa Vera Cruz eligió el 14 de septiembre, día de la Exaltación de la Cruz, para compartir una reliquia que hasta ahora solo mostraban en contadas celebraciones religiosas.

El maestro de ceremonias agradeció la asistencia a la misa de cofrades, representantes de otras cofradías y de la cronista oficial de la villa, María Josefa Sanz. Álvarez no dudó en calificar la jornada como «un gran día para la Cofradía y un día importantísimo para Avilés», lo que enmarcó en un 2017 que «está siendo un gran año».

La junta de gobierno de la Real Cofradía de la Soledad organizó ayer una misa solemne, presidida por el vicario episcopal de Avilés, Jesús Emilio Menéndez, a la que también asistió el arcipreste Vicente Pañeda, que fue precedida por el rezo del rosario y que incluyó una procesión por el interior del templo.

Tras la Eucaristía, los sacerdotes oficiantes acompañaron por el pasillo central del templo el traslado del 'Lignum Crucis' hasta la citada capilla, momento en el que muchos de los fieles que siguieron la ceremonia desde los asientos traseros se trasladaron para comprobar la estrenaba ubicación de la reliquia.

El objetivo de la Real Cofradía de la Soledad con la exhibición del 'Lignum Crucis' es vincularla a los circuitos de peregrinación, aprovechando que la ruta norte del Camino de Santiago transcurre a escasos metros de la iglesia.

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos