Una línea de autobús que solucione el aislamiento

Los vecinos reclaman medidas urgentes para el barrio. / MARIETA
Los vecinos reclaman medidas urgentes para el barrio. / MARIETA

También reclaman la construcción de una acera en el tramo que une la calle Álamo con la avenida de Santa Apolonia | Los vecinos de Bustiello piden acceso al transporte público que los comunique con el resto del concejo

M. PICHEL AVILÉS.

Una de las reclamaciones históricas de los vecinos de Bustiello, es la conexión con las redes de transporte público de la ciudad. Conseguir que una línea de autobús los comunique con el resto de la comarca y rompa con el aislamiento de un barrio que se encuentra rodeado por la variante, la vía del tren y la avenida de Gijón, que condicionan sus accesos. Para conseguirlo, han recogido 150 firmas que respaldan su petición, que presentaron en el Ayuntamiento a comienzos de agosto. «No pedimos una línea para nosotros, sino que la que va a Llaranes pase por aquí», expresa Agustín Suárez, uno de los impulsores de la campaña que conseguido el respaldo de este pequeño barrio.

En Bustiello la población ha envejecido en los últimos tiempos, cada vez hay más gente mayor y menos niños. Las tiendas hace tiempo que cerraron, la última, la panadería, y salvo por un par de furgonetas de reparto que se acercan hasta allí, los vecinos tienen que desplazarse para hacer sus compras. La mayoría se dirigen a El Pozón o Los Canapés y, para hacerlo, o utilizan vehículos particulares o tienen que moverse a pie.

Por ello, reclaman la llegada del transporte público colectivo. «El autobús que va a Llaranes podría subir primero aquí», apunta Suárez, en un recorrido por la avenida de Gijón y subida por la calle el Castaño, que sube desde la transitada avenida hasta el poblado. «O al revés, que suba desde Llaranes, dé una vuelta a Bustiello, y vuelva a bajar», indica. Esa subida desde el barrio contiguo es en la que mejor estado se encuentra, puesto que en las otras dos, las que desembocan en la avenida de Santa Apolonia, frente al edificio de Hidroeléctrica, y la que se cruza con la avenida de Gijón, no hay acera en todo su recorrido.

«No pedimos una línea exclusiva, sino que un par de veces al día nos sumen a la de Llaranes»

«Estamos abandonados»

«Dicen que el autobús no podría pasar por aquí, y sin embargo, el que recoge a los niños que van al instituto hace todos los días ese recorrido», explica Suárez. Tanto él como sus vecinos ven factible cumplir su reclamación. «Estamos abandonados, y pagamos nuestros impuestos como cualquiera en Avilés», recuerda José Luis Álvarez, otro de los vecinos. «No pedimos una línea exclusiva, sino que un par de veces al día nos sumen al recorrido de la de Llaranes», recalca Suárez.

El barrio está rodeado por un vial conformado por las calles Álamo, que pasa ante el cuartel de la Guardia Civil, y Camino Pico Bustiello. La calle Álamo conduce al puente que atraviesa la variante y al que más abajo supera la vía del tren. La calzada se estrecha, y en varios puntos los vehículos tienen que esperar para poder pasar, al no transitar dos en paralelo. «Es muy peligroso, porque además no hay aceras en una parte de ella. Cuando viene un coche hay que apartarse, y a veces no hay sitio en el que colocarse», relata Antonio Gil, que pide, junto a sus vecinos, la construcción de aceras que permitan transitar a los peatones con seguridad. Tanto en esa travesía hacia Santa Apolonia, como en la que baja hasta la avenida de Gijón, en la que «los vecinos estarían dispuestos a ceder el espacio para las aceras y ensanchar a cambio de que les hagan el cierre», asegura Antonio.

Porque la ausencia de tramos peatonales en los lugares más peligrosos, coincidentes en tramos de cuesta, es su otra gran preocupación. Aparte del «mal estado» en el que se encuentran las que existen. «Hay muchas baldosas sueltas, muy molestas cuando llueve, y en otras partes, ni las hay, con el peligro de tropezar para todos», indica María Luisa Pillado.

Autobús y aceras son sus reclamaciones más urgentes. «Pero habría que arreglar algunas cosas más», coinciden los vecinos.

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos