Las llamas calcinan un coche en la calle Fernando Morán

El garaje en donde se produjo el incendio del vehículo. / MARIETA
El garaje en donde se produjo el incendio del vehículo. / MARIETA

El vehículo estaba estacionado en el interior de un garaje y el propietario tuvo que ser trasladado al hospital por inhalación de humos

S. GONZÁLEZ AVILÉS.

Las llamas calcinaron ayer por completo un vehículo en el interior de un garaje de la calle Fernando Morán. El incendio, que se desató pasadas las once y media de la noche del sábado, afectó al aparcamiento que da servicio a los portales siete y nueve de la calle. El Centro de Coordinación de Emergencias recibió el aviso a las 23.48 horas y movilizó de inmediato tanto a efectivos de Bomberos con base en los parques de Avilés y Pravia como a la Policía Local, que también acudió al lugar del suceso, y al Servicio de Atención Médica Urgente.

Aunque no hubo que lamentar heridos por culpa de las llamas, el humo provocado por el incendio en el interior del garaje afectó al propietario del vehículo siniestrado, que fue trasladado al Hospital Universitario San Agustín por otro particular.

El incendio se produjo, según manifiestan los Bomberos, como consecuencia de la combustión en el motor de un vehículo. Los efectivos acudieron al garaje con autoescalera, el vehículo de primera salida, la autobomba urbana ligera y la autobomba forestal. Una vez allí comprobaron que la humareda afectaba a todo el garaje y dificultaba el acceso y la localización del lugar en el que se desencadenaron minutos antes las llamas.

Para llegar hasta el turismo dañado precisaron de los equipos autónomos de respiración y la cámara de imágenes térmicas, que les ayudó a localizar el foco. Allí se encontraron al propietario del coche, que fue ayudado por los efectivos de Bomberos a salir del aparcamiento para ser después atendido en el hospital.

Los Bomberos pudieron sofocar el incendio gracias a una línea de agua y posteriormente se mantuvieron en la zona para ventilarla y refrigerarla. El humo generado afectó también al portal del edificio, que cuenta con diez plantas. El vehículo calcinado se encontraba estacionado en el interior de una plaza de aparcamiento cerrada por lo que las llamas no afectaron a otros coches. Una vez que se comprobó que la zona no contaba ya con ningún foco caliente, los efectivos de Bomberos volvieron a sus respectivas bases en Avilés y Pravia.

Fotos

Vídeos