Lleno en los centros comerciales y en las grandes marcas en el primer día de rebajas

La tarde estuvo un poco más animada que la mañana en Avilés. / PATRICIA BREGÓN
La tarde estuvo un poco más animada que la mañana en Avilés. / PATRICIA BREGÓN

El mal tiempo condiciona un inicio de la campaña flojo en el comercio de ciudad

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

El comercio comarcal inició ayer una campaña de rebajas marcada por el temporal invernal que se notó a lo largo de todo el domingo y las consecuencias de la liberalización de este periodo comercial. En el año 2012, el Gobierno de Mariano Rajoy liberalizó los periodos de rebajas, con lo que se rompió su tradicional inicio tras la festividad de Reyes, en el caso de la campaña de invierno. De hecho, las grandes firmas del sector textil ya comienzan sus descuentos durante las fiestas navideñas.

Esta situación ha modificado sustancialmente la actividad en lo que se considera el arranque de la campaña. Ayer, el mal tiempo fue también un factor que influyó de manera decisiva. Durante la mañana, el movimiento en el centro de Avilés poco tuvo que ver con el que se produjo otros años. Además, la impresión es que más que cambios de ropa tras los Reyes, las personas que se acercaban hasta el comercio buscaban oportunidades tras los anuncios de importantes descuentos, especialmente en los centros comerciales.

En el comercio urbano hubo poca animación. Así, locales tan diferentes en sus públicos como Verano y T-Viste-t confirmaban el tono gris del primer día de rebajas. «El tiempo ha influido, apenas ha venido gente. Suponemos que mañana habrá más movimiento», comentaba Juan Rodríguez, de Verano. Hubo excepciones como Zara, pero Zara es un fenómeno en sí y más que reflejar la situación del comercio evidencia la marcha de la economía. Durante toda la mañana, sus dependencias en la calle de José Cueto registraron un trasiego constante de consumidores.

La situación era bien distinta en las grandes superficies comerciales de la comarca, evidenciando el cambio en las costumbres de los consumidores registrado en los últimos años y plenamente asentado.

Tirón de los grandes

De hecho, tanto en El Corte Inglés como en el Centro Comercial ParqueAstur había mucha más actividad que en la ciudad. En el centro comercial de La Carriona incluso hubo retenciones puntuales en los accesos. La ventaja del aparcamiento cubierto fue uno de sus atractivos y durante buena parte de la mañana sus plazas estuvieron llenas, con una rotación constante. Ya en su interior, se podía encontrar consumidores en todas sus dependencias, tanto en las secciones de ropa, como en Hipercor o el espacio de electrónica. El movimiento de gente recordaba los días previos a la Navidad.

El panorama de ParqueAstur era igual de animado, si bien se producían diferencias entre los comercios. Aunque en algún local consultado por este diario aseguraron que la afluencia resultaba menor a otros años. De igual manera, tampoco se reproducía un patrón respecto a los ámbitos de consumo. En algunos comercios aseguraban que atendían tantos cambios de regalos navideños como compras de rebajas, mientras que en otros comercios su relato incide en que había más ventas que cambios navideños. Sea lo que sea, ya estamos de rebajas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos