Un día mágico lleno de ilusión y muchos regalos

Padre e hijo disfrutan en Las Meanas volando su helicóptero teledirigido. / PATRICIA BREGÓN
Padre e hijo disfrutan en Las Meanas volando su helicóptero teledirigido. / PATRICIA BREGÓN

Los Reyes Magos dejan juegos para todas las edades y gustos

S. GONZÁLEZ AVILÉS.

Los niños de la comarca estaban los primeros en la lista de los Reyes Magos por su buen comportamiento o eso se desprende de la gran cantidad de regalos que dejaron en sus casas. El día más mágico del año estuvo protagonizado por la inocencia y la ilusión de los más pequeños, que descubrieron desde primera hora de la mañana las sorpresas de sus majestades.

La jornada comenzó temprano en la mayor parte de las viviendas, en las que había mucha impaciencia por saber si Melchor, Gaspar y Baltasar habían cumplido con su tarea. Aunque se prolongó a lo largo del día sacando los regalos a la calle. En casa de Julia y Daniel el salón amaneció lleno de paquetes que ocultaban sus regalos preferidos, mientras que en la de Sara la muñeca que había pedido estaba justo allí, junto al árbol de Navidad.

Los camellos de los tres Reyes Magos llegaron a la comarca cargando con miles de regalos adaptados a todas las edades y también pensando en los distintos gustos de los niños. Para los más pequeños pinturas, puzzles o juegos de parejas, como los que le dejaron a Naia. Los dibujos animados del momento también fueron protagonistas en muchos de los domicilios. Leo y Lucas suelen ver los capítulos de Shimmer & Shine, que ayer se transformaron en muñecas para que a partir de ahora puedan jugar con ellos.

Los niños más grandes se decantan por aparatos electrónicos o videoconsolas. La Nintendo Switch ha sido una de las más demandadas en los diferentes puntos de venta de juguetes de la ciudad. Una de ellas llegó ayer a casa de Aleix acompañada del juego del Mario Odyssey. Sin embargo hay juguetes que no pasan de moda, como los de madera, los Lego o los Playmobil, que tampoco faltaron en las cartas a los Reyes de Oriente de los niños de la comarca.

Las calles y parques se convirtieron en los aliados de decenas de niños ansiosos por estrenar sus patinetes o bicicletas. Otros en cambio recibieron coches o helicópteros teledirigidos, que pudieron volar al aire libre durante toda la mañana en la que la lluvia no apareció en la comarca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos