«Conseguiremos que no haya brujas ni monstruos en los cuentos de la vida»

A la concentración en la plaza de España asistió más de un centenar de personas. / PATRICIA BREGÓN
A la concentración en la plaza de España asistió más de un centenar de personas. / PATRICIA BREGÓN

Un centenar de personas se concentra en recuerdo de las víctimas de muerte violenta y desaparecidos pidiendo que no se derogue la prisión permanente revisable

S. GONZÁLEZ AVILÉS.

Más de un centenar de personas se sumaron ayer por la tarde a la concentración por las víctimas de muerte violenta y desaparecidos organizada por la Plataforma 18M, en colaboración con el AMPA del Instituto de La Magdalena. Estíbaliz Angulo fue la portavoz de la plataforma y la encargada de leer el manifiesto en el que se recordó a todos los ausentes.

Minutos antes de la concentración se montó una mesa para recoger firmas para pedir que no se derogue la ley que regula la prisión permanente revisable. «Ahora empiezan los dimes y diretes sobre eso que han llamado prisión permanente revisable. Unos por un lado directamente quieren derogarla, otros no saben lo que quieren y el resto le pone ese apellido porque no se atreve a hablar con claridad», rezaba en el manifiesto leído por Angulo, que también añadía que «como ciudadana pido a los políticos que se pongan de acuerdo ya. Que no den privilegios a esos monstruos y brujas que tanto daño están haciendo a la sociedad», expuso la organizadora. Con el escrito quisieron dejar claro que «hay que endurecer las penas y luchar contra esta lacra», insistió Estíbaliz Angulo.

De manera paralela el pequeño Gael Castro, de ocho años, fue el portavoz de la plataforma 18M en la lectura del segundo de los manifiestos. Él comenzó su intervención ante los asistentes recordando el nombre y la edad de todas las víctimas, en su mayoría menores de edad. Entre esa larga lista se encontraban Gabriel Cruz, Paz Fernández y Ascensión Amores. Algunos familiares de esta última estaban presentes en la plaza de España. En la lectura también recordaron a los más de 17.000 desaparecidos, con especial hincapié en Concepción Barbeira y Lorena Torre.

«Pececito nos gustaría que te encontraras con todos y allí donde estéis nos mandéis fuerzas para seguir adelante. Sois almas limpias y grandes», rezaba el segundo manifiesto. Por último, lanzaron un mensaje claro y rotundo, «conseguiremos que no haya brujas ni monstruos en los cuentos de la vida». El manifiesto también señalaba que «aunque estemos llenos de ira, rabia, dolor e infinitos malos sentimientos, vosotros y vuestras familias nos habéis dado una lección de dignidad, bondad, esperanza y justicia».

Los aplausos de los presentes rompieron el minuto de silencio que puso fin a la lectura de los manifiestos y dio paso a que sonase por el altavoz la canción 'Girasoles' de Rozalén.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos