«Manipulando el piano consigo sonidos similares a los de la electrónica»

Juan José Ochoa, pianista.
Juan José Ochoa, pianista. / LVA

El artista presenta este domingo su nuevo trabajo, 'In Progress', dentro del ciclo Suena la Cúpula del Centro Niemeyer Juan José Ochoa. Pianista

SHEYLA GONZÁLEZAVILÉS.

El ciclo Suena la Cúpula inicia la programación musical del Centro Niemeyer de este año y lo hace de la mano de un artista que repite en el complejo cultural, el pianista Juan José Ochoa. El artista vuelve a la ciudad para presentar su nuevo trabajo, 'In Progress', con el que ha entrado recientemente a un estudio de grabación para dar vida al que será su segundo disco. El concierto se celebrará este domingo, a la una de la tarde, en la cúpula.

-Presenta un nuevo espectáculo, ¿de qué se trata?

-Es un concierto que se basa en mi próximo trabajo discográfico. En él hago una recopilación de las composiciones que hice en los últimos años para danza, música o teatro. Junto a ellos habrá también temas nuevos creados expresamente para el disco. Estas piezas son de música contemporánea experimental basadas en el minimalismo y mezclando también música clásica con electrónica.

-¿Cómo se hace música electrónica con un piano?

-Lo que realmente hago es manipular el instrumento, el piano, para crear sonidos similares a los de la música electrónica pero tirar de ella, solo con las manos y los objetos.

-La cúpula del Niemeyer no es un escenario al uso, ¿cómo se adapta a su música?

-Será muy interesante tocar allí. He escrito una pieza para aprovechar su acústica y sacarle el máximo partido a la cúpula. Me hace ilusión trabajar con el edificio, jugando con su sonoridad. El espacio me viene bien porque es un concierto muy visual. al estar tan cerca del público ellos podrán ver como entro en las cuerdas o hago efectos con la caja del piano. Es un espectáculo participativo y estoy seguro que el público saldrá sorprendido del juego que puede dar un piano.

-¿Le ha costado introducir este tipo de música en el público?

-No es fácil. La gente es muy escéptica, creen que si haces esas cosas el piano se estropea. La música clásica es un mundo muy conservador. Mi cruzada es descubrir al público otro tipo de música hecha con un instrumento tradicional como el piano. Una vez que lo ven les resulta muy atractivo, es una música con la que te sientes identificado.

-¿Y hacerla llegar a los programadores culturales?

-A ellos les cuesta aún más porque no hay referentes en España y fuera muy pocos. Les cuesta entender el concepto pero les pasa como al público cuando lo ven les gusta y saben que va a funcionar. Tienen que abrirse para dar cabida a toda la música.

-¿Prefieres componer tus propios temas o piezas para teatro o cine?

-Me gusta trabajar para teatro, danza o cine porque me encanta colaborar con otros artistas. De hecho cuando trabajo para mi intento buscar a otros artistas que me ayuden. Creo que todo este trabajo conjunto luego se refleja en mi música. Siguiendo esta línea en el concierto de este domingo vendrá un violinista invitado a tocar un par de temas conmigo.

-En el Niemeyer actuó con el espectáculo 'Longing for breath', ¿cómo fue esa experiencia?

-Estupenda. Estoy súper agradecido porque fue un proyecto difícil de sacar. Pasó lo mismo que con otros, sobre papel no se entiende. Gracias al Niemeyer y a Zig Zag Danza hemos podido llevarlo a cabo y presentarlo no solo en España, también en otros países.

-¿En qué está trabajando ahora?

-En la banda sonora de dos cortos pero con la idea de dar el salto a largometrajes. Además, preparo disco del espectáculo 'Longing for Breath'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos