El mantenimiento del mobiliario urbano cuesta 14.000 euros al semestre

Contenedores de basura, en el Parque Empresarial. / PATRICIA BREGÓN

La reparación de bancos supone una decena de incidencias al mes, y supone la mayor cuantía económica asumida por el Ayuntamiento

C. DEL RÍO AVILÉS.

Desde principios de año hasta mediados de junio, los operarios municipales recibieron 87 órdenes de trabajo concretas de reparación y mantenimiento de distintos elementos del mobiliario urbano cuyo coste ascendió a 13.892,92 euros. Un montante que incluye la reparación de bancos, con unas diez incidencias al mes, seguida de pivotes y, en último lugar, barandillas o vallas.

A esta cifra habría que añadir la que asume la empresa Urbaser por contrato, concesionaria del servicio municipal de limpieza y recogida de residuos, para el correcto mantenimiento de contenedores y papeleras. En la última prórroga firmada por diez años (de 2012 a 2021) se pactó que la partida de papeleras fuera de 55.534,50 euros y la de contenedores, tanto de carga lateral como frontal, de 117.421,80 euros.

En Avilés hay 1.400 contenedores y 1.200 papeleras de diferente capacidad. La empresa concesionaria destina diariamente dos operarios, que realizan una media de veinte intervenciones de reparación y conservación. Entre estos trabajos, los más habituales consisten en la reparación de los sistemas de apertura, la sustitución de elementos defectuosos como ruedas o frenos, o directamente la retirada de los contenedores más deteriorados y su sustitución por unos nuevos.

En la ciudad hay 1.400 contenedores y 1.200 papeleras, de las que se ha renovado el 80%Los contenedores se revisan diariamente y se lavan una vez al mes, dos en verano

También se encargan de atender las solicitudes que llegan al Ayuntamiento para la instalación de contenedores durante las celebraciones de los diferentes eventos que se producen a lo largo del año en el municipio, como ocurrió la semana pasada con el concierto de la Cadena Dial en la Pista de la Exposición, procediendo a su distribución, colocación y posterior retirada.

Además de estas operaciones de mantenimiento, con periodicidad mensual se realiza un lavado de todos los contenedores, una labor que se intensifica en verano. Desde junio hasta septiembre, la limpieza de los contenedores ubicados en las zonas «más sensibles», esto es, en el casco histórico y aquellas calles que, por la actividad comercial cercana reciban más residuo orgánico, se realiza cada quince días. Este calendario de trabajo se completa con los lavados puntuales que sean necesarios.

Se estima que, cada año, se renuevan unos setenta contenedores como consecuencia del deterioro derivado de su uso normal o de actos vandálicos. En los últimos cinco años han desaparecido de la vía pública más de cincuenta, principalmente los de menor tamaño, y se han quemado otros cuarenta. Cabe recordar que estas cifras solo se refieren a los contenedores de basura de color verde.

Los de recogida selectiva de residuos (el verde de vidrio, el amarillo de envases y el azul de papel) los gestiona Cogersa. Los últimos datos facilitados al respecto pertenecen a 2015, cuando se gastaron 10.352 euros en renovación de contenedores de reciclaje. Los más 'económicos' de reparar son los azules, de metal, más fáciles de arreglar. Tanto ese año como el siguiente, muchos contenedores fueron pasto deliberado de las llamas. Una acción vandálica que en este 2017 apenas se ha registrado.

250 papeleras anuales

Respecto a las papeleras, el contrato con Urbaser destinaba una partida para la renovación completa del parque de papeleras. Hasta la fecha se ha completado la instalación del 80% de las mismas, a razón de unas 250 anuales. Estas se lavan trimestralmente, además de los lavados puntuales que precisen.

Urbaser gestiona el servicio de limpieza por unos 4,6 millones al año. La adjudicación directa concedida por acuerdo plenario en 2010 salió adelante gracias al alto grado de satisfacción y cumplimiento de los compromisos recogidos en el contrato previo.

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos