Marcela entrega sus diplomas

Participantes y responsables del proyecto Marcela posan juntas en el acto de ayer. /  PATRICIA BREGÓN
Participantes y responsables del proyecto Marcela posan juntas en el acto de ayer. / PATRICIA BREGÓN

El proyecto de integración laboral para mujeres de Avilés inicia su segunda fase

EVA FANJUL AVILÉS.

«Gracias por ayudarme a volver a soñar, gracias por enseñarme a creer en mi otra vez», con estas palabras, la joven senegalesa Khady Sarr Ep Kaling, usuaria del proyecto Marcela, agradecía emocionada el apoyo recibido por la organización de este programa municipal de desarrollo de competencias laborales para mujeres. «Yo era profesora de inglés en Senegal pero aquí mi título no sirve y, al no trabajar, empecé a sentirme inútil, pero tras estos meses en el Proyecto Marcela he recuperado las ganas de luchar y voy a estudiar, primero la ESO y luego algo relacionado con turismo», afirma Khadi, con decisión.

Junto a ella, otras catorce mujeres del proyecto Marcela protagonizaron el encuentro 'El empoderamiento para llegar a ser quien eres', celebrado ayer en la Escuela de Emprendedoras de Asturias, con el que esta iniciativa finaliza la fase de formación grupal de estas mujeres que, a partir de ahora y hasta diciembre de 2018, desarrollarán itinerarios formativos individualizados dentro de la segunda fase del programa.

Durante ese tiempo, y siempre apoyadas por el personal del programa, parte de estas mujeres dirigirán sus esfuerzos a retomar la formación que interrumpieron años atrás y que les abrirá paso hacia un puesto de trabajo y una mejor calidad de vida. Es e el caso de Salomé Granda Suárez que, apunto de terminar cuarto de la ESO, planea empezar sus estudios de auxiliar de Enfermería, «mi experiencia profesional es en el ámbito de ayuda a domicilio y quiero ampliar un poco más el campo laboral», señala. Otras participantes, en cambio, no precisan de más formación profesional e intentarán incorporarse directamente al mercado laboral. Es el caso de Mariluz Martino, con amplia experiencia en el ámbito comercial, que afirma «me he encontrado a mi misma, he descubierto que soy muy positiva y he sacado las ganas de luchar junto a mis compañeras de las que he aprendido mucho».

El Proyecto Marcela es un iniciativa impulsada por el área de Formación y Empleo del Ayuntamiento de Avilés, en colaboración con diferentes entidades y empresas. Su objetivo es mejorar la proactividad, el empoderamiento y la empleabilidad de las quince participantes. Una acción que «nace de las necesidades de las mujeres que no están en el mercado laboral y que, por sus particulares circunstancias personales, tienen mayores dificultades de acceder al empleo», explica Ana Riesgo, agente de Igualdad del Ayuntamiento de Avilés responsable del proyecto. Riesgo destaca que «se ha diseñado a medida de cada una de sus usuarias y ofertándoles servicios asistenciales, formativos, y de búsqueda de empleo adaptados a sus necesidades».

El acto de entrega de diplomas, cargado de emotividad, contó con la participación de Marisa Valle Roso, cantante de tonada; Laura Viñuela, feminista y consultora de género; y Lucía Rodríguez Olay, premio a la séptima mejor docente de España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos