En marcha las obras de ampliación de los columbarios de La Carriona

Los columbarios se colocarán junto a los ya existentes en el cementerio.
Los columbarios se colocarán junto a los ya existentes en el cementerio. / PATRICIA BREGÓN

Cuentan con un presupuesto de 50.000 euros y añadirán unos 200 cubículos que permiten depositar huesos o cenizas

M. PICHEL AVILÉS.

Las obras de ampliación de los columbarios u osarios del cementerio de La Carriona ya se encuentran en marcha. Una obra reclamada desde hace largo tiempo, puesto que los que actualmente existen estaban a punto de quedarse sin espacio para su utilización. El plazo previsto para la finalización de los trabajos es de un mes.

La ampliación ya fue aprobada el año pasado, y se consignó un presupuesto para su realización de 50.000 euros, con cargo al crédito para las inversiones del 2016. Los nuevos columbarios ocuparán un espacio contiguo a los que ya existen, y garantizarán que se satisfaga la creciente demanda de estos cubículos que permiten depositar, no solo los restos óseos procedentes de anteriores enterramientos o nichos en el propio camposanto (y que deben ser reubicados en otro lugar), sino que también sirven para guardar las urnas que recogen las cenizas de los seres queridos, una modalidad, la incineración, a la que en el 2015 se acogieron 53 personas, en contraste con las 47 que lo hicieron en el 2014. También aumentaron en ese mismo período los traslados de restos, que pasaron de los 229 del 2014 a los 234 del 2015.

Dos centenares

Está previsto que los trabajos se terminen en aproximadamente un mes

Las obras, realizadas por la empresa Arquitectura en Inox Abel SL, tienen lugar en tres paredes del recinto que se encuentran libres para poder actuar sobre ellas, y fueron comenzadas el pasado viernes. Las estructuras que finalmente se convertirán en los columbarios están realizadas en acero inoxidable. Cada uno de los cubículos tiene unas dimensiones de 60 centímetros de fondo, así como 30 de alto y de ancho. En total, se añadirán cerca de dos centenares de nuevos espacios a los ya existentes. Son muy similares a los actuales y tendrán cinco alturas.

Los primeros pasos de las obras consisten en la construcción de las susodichas estructuras de acero inoxidable, que finalmente serán ancladas a las paredes que las sustentarán. El último ofrecerá su transformación definitiva, al lucirlas, de tal manera que se procederá a recubrirlas con mármol, y garantizar que mantengan la misma estética de las ya existentes.

Fotos

Vídeos