El Marqués de Suanzes 'rejuvenece'

Busto de Juan Antonio Suanzes Fernández, que fue presidente del INI y Marqués de Suanzes. / MARIETA
Busto de Juan Antonio Suanzes Fernández, que fue presidente del INI y Marqués de Suanzes. / MARIETA

La escultura del ingeniero civil gallego, promotor de Ensidesa, acaba de ser limpiada por los alumnos de Restauración

C. DEL RÍO AVILÉS.

No es la pieza que en peor estado ha llegado al taller de restauración de la Escuela de Arte del Principado de Asturias en Avilés, pero el busto del Marqués de Suanzes donado al Ayuntamiento por ArcelorMittal presentaba unas manchas blanquecinas y otras suciedades que también han requerido de la precisión, paciencia y conocimiento de los alumnos para recuperar el lustre perdido.

La escultura realizada por Horacio de Eguía Quintana en la segunda mitad del siglo XX presentaba polvo, suciedad superficial y unas manchas traslúcidas, similares a blanqueamientos, por la pérdida de transparencia de la veladura. Eran especialmente perceptibles en las hendiduras de la frente y en el pelo. El busto se sostiene sobre una peana que también presentaba un desgaste y una corrosión superficial de la placa grabada, probablemente por las limpiezas continuadas con productos abrasivos, y sobre la superficie horizontal por la acumulación de polvo. El deficiente anclaje de la pieza sobre ella había provocado, también, la erosión de la piedra.

La principal dificultad que presentaron los trabajos fue la solubilidad de la veladura a cualquier tratamiento, pero finalmente se pudo encontrar un sistema de disolventes poco abrasivo que permitió limpiar la figurar sin dañar el material original.

La obra entró en la sede de Restauración, en Valliniello, en febrero de 2014 y ya está lista para ser devuelta a su propietario. El busto del marqués se colocará en el Museo de Historia Urbana, donde ya han hecho hueco para él en la zona de maquetas. Se eliminó el biodeterioro y se reintegraron las pérdidas de color de la caliza producidas por la acción de estos microorganismos.

En la intervención, dirigida por la profesora Alma Barberena, participaron alumnos de tercer y cuatro curso de conservaciones y restauración de metal y piedra. La figura es un busto vaciado en bronce huevo y patinado, con una representación naturalidad de Juan Antonio Suanzes Fernández (1891-1977) visto de frente, con expresión serena y esbozando una leve sonrisa.

Franco nombró a Suanzes Fernández ministro de Industria de su primer gobierno, en enero de 1938. En 1941 fue nombrado presidente del recién creado Instituto Nacional de Industria (INI) que, además de Ensidesa, llevó a cabo Siasa y la sección asturiana de Endasa. Otra de las incorporaciones asturianas al instituto en su época fue el consorcio de fábricas mineras que se denominó conjuntamente empresa nacional Santa Bárbara de Industrias Militares, S. A. En 1960, Franco le otorgó el título de Marqués de Suanzes para él y sus herederos. Suanzes fue presidente del Instituto Nacional de Industria hasta 1963.

El vasco Horacio de Eguía Quintana, escultor autodidacta de abundante obra profana y religiosa, es el autor de un busto que mide 315 por 280 milímetros. Como curiosidad, existe un busto idéntico de 1967 en Puertollano-Ciudad Real, que fue robado en 1978. Seguramente el molde empleado para ambos modelos fuera el mismo.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos