La marquesina de El Pozón se trasladará en abril, un mes antes del final de las obras

Estado actual de los trabajos de reurbanización de la avenida de Santa Apolonia. / PATRICIA BREGÓN
Estado actual de los trabajos de reurbanización de la avenida de Santa Apolonia. / PATRICIA BREGÓN

El Ayuntamiento cifra en un 60% el grado de ejecución y mantiene que la reurbanización finalizará en mayo, una vez construida la glorieta

J. F. GALÁN AVILÉS.

Las obras de renovación de la calle Santa Apolonia entre Villalegre y El Pozón avanzan «a buen ritmo» y según el Ayuntamiento concluirán en mayo. También se ha puesto fecha al traslado de la marquesina, en abril, para acto seguido proceder a construir la glorieta que regulará el cruce. Adjudicadas a la unión temporal de empresas formada por Obrascón Huarte Laín y Tratamientos Asfálticos en 2.149.109 euros, un 25% menos que el precio base de licitación, 2,8 millones, con un plazo un año, comenzaron en mayo y el Ayuntamiento cifra en 60% el grado de ejecución.

El proyecto fue aprobado en base al resultado de una consulta realizada entre vecinos de Llaranes, El Pozón y Villalegre, con un censo de 6.312 votantes de los que ejercieron su derecho 638, poco más del 10%. La cuestión era si el cruce de El Pozón se resolvería con una glorieta regulada por semáforos o sin ella y si las acerías serían de baldosa o de aglomerado. Se optó por la glorieta, opción que encareció el precio de licitación en unos 750.000 euros.

La marquesina se situó en el centro de la polémica después de que se anunciara su derribo y la construcción de una réplica. Sin embargo, finalmente se apostó por trasaldarla a Llaranes. Pesa unas 22 toneladas y será 'cortada' mediante hidrodemolición, agua a alta presión-

Se utilizará una góndola de transporte con plataforma rebajada para que pueda pasar bajo el puente del ferrocarril y se protegerá mediante una estructura metálica para preservar su integridad durante el transporte y la instalación, mediante una grúa. Además, se realizará una estructura metálica de cuelgue en celosía de acero constituida por perfiles soldados unidos a la pieza de forma que se preserve su integridad durante el transporte.

Una vez afianzada a dicha estructura auxiliar a la marquesina, se dispondrán unos apeos provisionales que permite excavar la cimentación sin afectar a la estabilidad de la marquesina. El siguiente paso es demoler el hormigón pobre en masa de la cimentación, utilizando la técnica de hidrodemolición para garantizar la precisión de los trabajos.

En paralelo se realizarán los trabajos de excavación y acondicionamiento de apoyos y ferrallado parcial de armaduras en la nueva ubicación. Después, se procederá al izado del alzado intacto de marquesina y su cimentación remanente mediante una grúa de treinta toneladas y a su traslado por la calle Avilés hasta Monte Viso, en Llaranes.

Finalizada la nivelación sobre la ferralla de la nueva ubicación se harán las labores de acabado, incluyéndose en ella la réplica del banco y la pavimentación en hormigón del entorno. También contará con proyectores que la iluminen en horario nocturno.

El presupuesto asciende a 91.194 euros, 74.488 de traslado de la marquesina y 17.706 euros de pavimentación y alumbrado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos