Mayte Gonzalo, presidenta de la AsturGalaica con el 70% de los votos

Mayte Gonzalo, segunda por la derecha, con su equipo. / PATRICIA BREGÓN
Mayte Gonzalo, segunda por la derecha, con su equipo. / PATRICIA BREGÓN

La hasta ahora presidenta en funciones consolida el cargo tras una tensa asamblea en la que se solicitó la presencia de la Policía Local

C. DEL RÍO AVILÉS.

Mayte Gonzalo es la nueva presidenta de la Asociación AsturGalaica tras ganar ayer las elecciones con el 70% de los votos en una asamblea tensa, que se celebró a puerta cerrada y que exigió la presencia de la Policía Local. La candidatura de Gonzalo, la única presentada a la asamblea extraordinaria convocada en el centro sociocultural de Los Canapés, recibió 38 de los 54 votos emitidos. Dos fueron nulos y el resto, en blanco.

«No tuvimos más remedio que llamar a la policía porque (los 'críticos') vinieron a insultarnos», explicó. «Hemos sido amigos, hemos hecho juntos el camino, no sé por qué se comportan así», contaba Gonzalo, que aludía a su trayectoria profesional para indicar que a ella no la movía nada más que el interés por la buena marcha del albergue. «Tú haces las cosas con buena fe y los críticos no quieren que funcione y no eso no se puede tolerar», comentó Gonzalo, jubilada del Hospital San Agustín donde fue coordinadora de celadores, lleva más de veinte años vinculada a la AsturGalaica y acumula catorce compostelas.

Con las elecciones celebradas ayer concluye la interinidad de una directiva que asumió las riendas tras la dimisión del anterior presidente, Jesús de la Rosa, en febrero, acusado por parte de la directiva de malversar fondos. La acusación nunca ha podido ser demostrada, pero desde entonces hay dos grupos en la asociación que, visto lo sucedido ayer, no parece que puedan entenderse, a pesar del talante conciliador de la nueva presidenta.

«Tú haces las cosas con buena fe y los críticos no quieren que funcione», lamentó

«Esta nueva directiva quiere hacerlo muy bien porque en funciones podíamos hacer pocas cosas y, aún así, hicimos muchas. Hemos comprado nevera y vajilla, los peregrinos tienen allí su aceite y su arroz por si llegan tarde y quieren cocinarse algo», argumentó. A pesar de esta convulsión interna, el albergue ha venido prestando servicio con normalidad y sus usuarios no han notado ni la interinidad de la directiva ni el proceso preelectoral. Durante este verano, dos jóvenes voluntarios han atendido a los peregrinos que abonan seis euros por cama con sábanas, ducha y derecho a cocina.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos