Medio centenar de hosteleros de Avilés abren la Semana de la Tapa

José Manuel 'Roxín', Manuel Campa, Gonzalo Rodríguez, Pilar Meana y Miguel Garrido. / PATRICIA BREGÓN
José Manuel 'Roxín', Manuel Campa, Gonzalo Rodríguez, Pilar Meana y Miguel Garrido. / PATRICIA BREGÓN

Bombas de marisco y zamburiñas con sal de escama son algunas de las propuestas culinarias en pequeño formato que se degustan estos días

M. PICHEL AVILÉS.

Ayer comenzó la duodécima edición del acontecimiento que marca el final de las actividades de verano entre la hostelería avilesina, la Semana de la tapa, en su duodécima edición, organizada por el ayuntamiento y la Ucayc. La inauguración oficial tuvo lugar ayer en la sidrería La Cantina de Villalegre, con la participación del concejal de Promoción Económica, Manuel Campa, y José Manuel García 'Roxín', presidente de Ucayc. En esta ocasión son 48 los establecimientos de toda la ciudad, desde el centro, pasando por Versalles y el Carbayedo, hasta Villalegre, los que participan, hasta este domingo, día 10.

La inauguración tuvo lugar en La Cantina de Villalegre, en la que se puede degustar una 'bomba de marisco', «una minicebolla rellena de centollo, andarica y ñocla, con un crujiente que parece un alga sobre brotes de alfalfa y una brocheta de gamba de Huelva», como explica su propietaria y cocinera, Pilar Meana.

«Siempre nos queda esta actividad para rematar el verano. En cuanto a promoción, va rodado. Y conseguimos una gran participación de los establecimientos, tantos, que es casi imposible que dé tiempo a visitarlos a todos», admitía Manuel Campa, que destacó «el nivel altísimo que se está consiguiendo, un gran esfuerzo de los establecimientos hosteleros». Y añadió que la semana de la tapa, ya consolidada, «ayuda a generar imagen de ciudad, y lo podemos aprovechar en la promoción en las ferias turísticas».

En Villalegre también visitaron el Yumay, Justo García, su propietario explicó que su tapa es «muy marinera»: «Una zamburiña, con sal de escama y aceite de oliva virgen». Y terminaron en Casa Germán, en la calle del Carmen. Las tapas tienen un precio de entre 1,5 y 3 euros, y se podrá votar por la mejor tapa. Entre los participantes se sortearán premios como un viaje por el Danubio; la visita a la bodega Barón de Ley, en La Rioja; y noches en los hoteles NH y 40 Nudos.

Fotos

Vídeos