Medio centenar de policías nacionales se dan de baja de los sindicatos por la equiparación salarial

R. A. AVILÉS.

Entre cincuenta y setenta agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Avilés protagonizarán este mediodía un acto público de carácter simbólico solicitando la baja de sus respectivos sindicatos y la destrucción de los carnés respectivos para visibilizar su malestar y «hartazgo» por la «pasividad demostrada por los sindicatos de esta corporación, que en ocasiones buscan más el bien individual que el bien común de las personas integrantes de este Cuerpo de Policía».

Se espera que las bajas sean masivas a nivel nacional, o al menos eso es lo que pretende una nueva corriente creada recientemente bajo el nombre de Jusapol (Justicia Salarial Policial), una organización que reclama la equiparación salarial entre fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, con independencia de si estos son autonómicos o estatales.

Los funcionarios del Estado, es decir, la Policía Nacional y también la Guardia Civil denuncian que sus salarios son sensiblemente más bajos que los de los cuerpos de seguridad de carácter autonómico, como los Mossos d'Esquadra catalanes o la Ertzaintza vasca.

Los convocantes recuerdan que el pasado día 15 se invitó en Palencia a todos los sindicatos policiales y de la Guardia Civil a una reunión a la que no asistieron los cinco policiales mayoritarios, aunque sí todos los de la Benemérita.

Fotos

Vídeos