El mejor julio en diez años no logra paliar los efectos de destrucción de empleo de la crisis

Imagen de archivo de un grupo de turistas con guía. Su presencia genera empleo en la ciudad. / MARIETA
Imagen de archivo de un grupo de turistas con guía. Su presencia genera empleo en la ciudad. / MARIETA

El tirón del sector turístico y la actividad industrial ayudan a la reducción del desempleo en la comarca hasta las 10.149 personas

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

El mes de julio se cerró con unas buenas cifras en la reducción del desempleo en la comarca, beneficiando a todos sus municipios. Así, el pasado mes se cerró con 10.149 personas en las listas del paro según la estadística del Servicio Público de Empleo. Esto representa 1.077 desempleados menos que en julio de 2016, con un descenso anual del 10%.

Este porcentaje se alcanza en concejos como Avilés, Castrillón y Gozón, lo que evidencia el comportamiento del sector turístico, ya que el sector terciario acoge la mayor parte de las contrataciones de este mes. Además, también es importante el número de contratos en el sector industrial, algo habitual en estas fechas cuando se recurre a las bolsas de eventuales para cubrir las vacaciones o las empresas de contratas asumen cargas de trabajo para obras de mantenimiento.

Con todo, este dato tiene un pero, y es que la mayor parte de las contrataciones son eventuales. Habrá que ver la marcha de agosto (en principio todo apunta que será un buen mes), y sobre todo septiembre y octubre, para comprobar hasta que punto estos contratos representan actividad consolidada o sólo son coyunturales.

De mantenerse este ritmo, en tres o cuatro años se recuperán los niveles de 2007

Las cifras demuestran que la comarca no se ha recuperado aún los efectos de la crisis económica de 2008. El número de desempleados aún se encuentra muy lejos de los años previos. Así, en julio de 2007, toda la comarca registraba 6.359 desempleados, casi el mismo número de parados que existe en la actualidad solo en Avilés. Esto representa un aumento en diez años del 59,60% en el desempleo comarcal.

De mantener el actual ritmo de reducción del número de parados, la comarca alcanzará ese nivel de paro en el plazo de tres o cuatro años. En los próximos meses se comprobará si el empleo que se genera en este mes responde sólo a factores coyunturales o la consolidación del empleo se afianza.

En la distribución por concejos, las cifras de julio benefician a todos los municipios. En todos ellos se reproduce una misma estructura en la tipología de los contratos: dominan los contratos temporales y existe un mayor peso del sector servicios. La industria es el segundo gran foco de empleo, aunque en este caso las contrataciones benefician más a los hombres que a las mujeres de una manera muy desigual.

Por ejemplo, en Corvera, un concejo con un gran peso industrial en su economía, los hombres firmaron 42 contratos en la industria frente a dos mujeres. En Avilés, la balanza presenta el mismo desequilibrio: 521 contratos para hombres en la Industria frente a 29 mujeres. En la distribución sectorial comienza a registrarse algo de actividad en la Construcción, pero en niveles mínimos respecto a los años previos a la recesión.

En la distribución por concejos, Avilés reduce el desempleo hasta las 6.070 personas, con una disminución anual del 10% gracias a 677 desempleados menos. Ese mismo porcentaje lo marcan Castrillón y Gozón. En el primero, el número de parados pasa de 1.480 en 2016 a 1.333 el pasado mes. Por su parte, Gozón ve como disminuye el paro en 52 personas entre julio de 2016 y 2017.

Corvera también registra una importante disminución del desempleo. En concreto de 103 personas al pasar de 1.351 hace un año a 1.248 el pasado mes.

Illas, el concejo más pequeño, reduce su desempleo en seis personas y Pravia en 57. La tendencia se mantiene en los otros dos municipios de Bajo Nalón. Muros de Nalón ve reducir el desempleo en doce personas mientras que Soto del Barco en 21.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos