El Ministerio decreta el cierre precautorio de la pesca de la palometa roja

J. F. G. AVILÉS.

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha decretado el cierre precautorio de la pesca del alfonsino a partir del día de hoy y hasta nuevo anuncio. La medida ha sido adoptada «a la vista de los datos actuales capturas de esta especie», la palometa roja o virrey, y también incluye al besugo americano. El año pasado se subastaron en Avilés 15.571 kilos de palometa roja y 22.578 de besugo a unos precios medios de 15,02 euros y 17,10 euros, respectivamente, por lo que entre uno y otro generaron unos ingresos por primera venta de 620.089 euros. En todo caso, la cantidad subastada a lo largo de los meses de julio y agosto entre ambas apenas superó los 2.000 kilos.

Al margen de esta decisión ministerial, las subastas de bonito en la lonja de Avilés crecen a buen ritmo. El lunes se subastaron más de 50.000 kilos desembarcados por ocho buques, ayer otros 9.000, a un precio medio de 4,92 euros y máximo de 7,3, y para hoy jueves cuatro barcos anuncian que desembarcarán otros 38.000.

Según fuentes de la rula se espera que las descargas de bonito se intensifiquen a lo largo de los próximos días y semanas. Aseguran que los grandes bancos ya se encuentran relativamente cerca del litoral asturiano, situación que además de acortar las travesías y por tanto los costes alimenta las expectativas de que la costera resulte positiva.

También han iniciado la temporada los barcos de tanqueo (cebo vivo), por lo que previsiblemente los precios tendrán a estabilizarse en los próximos días. Todos los que faenan a este arte son vascos y cántabros y ninguno vende en Avilés.

El pasado lunes también se ruló sardina, la segunda partida de la temporada, si bien en cantidades meramente testimoniales, siguiendo así la tendencia iniciada años atrás. En 2016 se subastaron menos de 100.000 kilos de sardina y parrocha.

Fotos

Vídeos