El Ministerio de Justicia sitúa la fosa de La Lloba a un kilómetro de la finca de la perrera

La perrera se ubicaría en la zona de monte, tras las casas.
La perrera se ubicaría en la zona de monte, tras las casas. / P. BREGÓN

Los restos de las víctimas de la Guerra Civil se encuentran junto a la gasolinera de Carcedo, al otro lado de la autovía que cruza la localidad

S. GONZÁLEZ AVILÉS.

La fosa común de La Lloba y la futura perrera comarcal no comparten parcela. El estudio de fosas comunes realizado por el Ministerio de Justicia, dentro de la Ley de Memoria Histórica, ubica estos restos de la Guerra Civil a casi un kilómetro de distancia de la parcela en la que se estudia construir el albergue de animales comarcal.

En un primer momento se creyó que podría haber dos fosas en la zona de La Lloba, tras las declaraciones de los vecinos de Santiago del Monte en la última reunión con los representantes municipales de Avilés y Castrillón. Una duda que llegó hasta la alcaldesa de Castrillón, que afirmó que de ser así se investigaría el lugar exacto de estos restos antes de construir el edificio de la perrera. La duda que se disipó ayer consultando el expediente municipal de fosas comunes así como el mapa que Justicia ha dibujado y que se puede consultar en la web de la Memoria Histórica.

La fosa común de La Lloba, en la que hay identificados dos vecinos del concejo, se encuentra ubicada tras la gasolinera de Carcedo. Entre esta y la autovía A8, de ahí que los vecinos creyesen que se trataba de la misma parcela que la de la perrera, que también linda con la autovía. Para realizar esta carretera se llevaron a cabo varios movimientos de tierras desde Infraestructuras, otro de los detalles que aportaban los vecinos de la zona para ubicar en el mismo terreno a la perrera y la fosa. «Es lógico que se pueda dudar, pero finalmente ya hemos salido de dudas. Comparten polígono urbanístico pero no parcela. Queremos que los vecinos se queden tranquilos de que no se construirá la perrera encima de restos de personas víctimas de la Guerra Civil», recalcó ayer la alcaldesa de Castrillón, Yasmina Triguero.

Los restos de La Lloba están registrados en el mapa de fosas comunes del MinisterioEl consorcio estudiará si existen restos de unas trincheras para sacarlas a la luz y recuperarlas

La fosa común de la zona de La Lloba es de los más grandes del concejo, equiparada a la que se encuentra en el Pinar de Salinas. Ninguna de las dos se encuentra intervenida, pero sí estudiada y con la ubicación definida, tanto a nivel nacional como regional. El Principado ya estudió en su día la posibilidad de marcar la zona con un monolito, pero está pendiente de dilucidar de quién son los terrenos en los que se encuentra ubicada antes de proceder a su colocación, ya que existe la duda de si son privados o de Infraestructuras.

«El monolito lo tenemos ya listo, está en la nave de obras esperando a los informes oportunos. Lleva un tiempo hacer estos trámites porque dependíamos de un informe del Ministerio ya que cuando se construyó la autovía se expropiaron varios terrenos pero solo de manera momentánea», explicó Triguero.

Trincheras

En la zona de La Lloba se sabe que existen varios restos de trincheras de la Guerra Civil, aunque los lugares exactos están sin delimitar. La duda de que pueda haber restos dentro de la parcela que se tiene como candidata para la perrera sigue en el aire. «La fosa está descartada, pero no las trincheras porque hay varias por la zona. Tal y como les dijimos a los vecinos antes de llevar a cabo ningún tipo de obra estudiaremos si han restos de ellas para sacarlas a la luz y recuperarlas, somos los primeros interesados, igual que los vecinos de la zona», señaló la alcaldesa.

El Ayuntamiento de Castrillón tiene constancia de varias trincheras de la Guerra Civil repartidas por el concejo, aunque casi todas por testimonios orales. «Volvemos a incidir en que la parcela cuenta con doce mil metros cuadrados y apenas se necesitan mil y pico para el edificio. No son incompatibles ambas cosas, se puede recuperar esos restos históricos y hacer la perrera», apuntó Triguero.

Tanto Avilés como Castrillón han destacado que la parcela de La Lloba cumple con todos los requisitos urbanísticos y es por eso que se está tomando como referencia pero Triguero insiste en que «hasta que llegue ese momento aún faltan trámites que hay que ir cumpliendo, como la creación del consorcio y después la licitación para la compra de la finca, hay que ir paso por paso sin adelantarse», explicó la alcaldesa de Castrillón.

Fotos

Vídeos