Mori adelanta a García

Alejandro García y Patricia Mori con su pequeña María Mori García, que nació el pasado 3 de julio en Avilés, en brazos.
Alejandro García y Patricia Mori con su pequeña María Mori García, que nació el pasado 3 de julio en Avilés, en brazos. / PATRICIA BREGÓN

María es la primera niña cuyos padres se acogen en Avilés a la ley que permite que el apellido materno anteceda al paterno | Los padres, Alejandro y Patricia, consensuaron su decisión y consideran que la medida tenía que haberse implantado tiempo atrás

M. PICHEL AVILÉS.

María Mori García llegó con prisa. Tanta, que se adelantó un mes al calendario previsto para conocer el mundo, y nació el pasado 3 de julio. Pilló a sus felices papás, los avilesinos Patricia y Alejandro, casi por sorpresa, para decidir con qué apellido inscribir primero a la pequeña en el registro civil. Finalmente hubo un rápido consenso, y Mori, el materno, fue el elegido, antecediendo a García. La premura de María por nacer le permite ser pionera en Avilés, y abre un camino al llevar primero el apellido de su madre gracias a la nueva ley que eliminó la prevalencia del paterno, que entró en vigor el 1 de julio.

«Yo estoy encantada, pero es algo que no me quitaba el sueño», admite Patricia. Se encontraban perfectamente al día de las novedades legislativas, pero al anticiparse el parto, previsto para final de mes, los acontecimientos hicieron lo propio, y hasta la matrona bromeó en el paritorio con el tema. «Si mi voto sirve para algo, me inclino por la madre, nos dijo», recuerda entre risas Alejandro. Pero no hizo falta votar, porque ambos lo tenían claro. «Es una decisión consensuada», ratifica. «Una amiga nos había comentado que a partir del 1 de julio se podría, y algo habíamos hablado entre nosotros», reconoce Alejandro, cuya sonrisa y la de Patricia se ensanchan mientras sostienen en brazos a la pequeña María. Admite que él sí lo había pensado más a fondo tiempo atrás: «Aunque no lo habíamos hablado con mucha gente. García hay tantos... Y María García también, pero Mori hay pocos, y me gusta más».

Apellido gozoniego

Mori es un apellido estrechamente ligado al concejo de Gozón, a Luanco, de donde es el abuelo materno, Jesús, con el que Alejandro bromea de forma habitual sobre la cuestión, como también lo hace con sus propios hermanos. «Ya le he dicho a mi suegro que van a tener que surtirme bien de marañuelas y mantecados todos los meses -se ríe-; pero él dejó claro que no quería tener nada que ver con lo que decidiéramos».

Tanto Alejandro como Patricia quitan hierro a haberse confirmado como los primeros, y creen que esta decisión tendría que convertirse en algo normal, rutinario, «dar una opción y escoger». «Nos sorprende haberlo sido en Avilés, eso sí. Mi hermano Jesús me había dicho en broma que a ver si íbamos a salir en la prensa. Quedará para el recuerdo de María haber sido la primera», resalta Patricia, que define esta medida como «un verdadero avance». «No es que seamos espacialmente reivindicativos, pero estamos en el año 2017. Tendría que haber empezado antes, si hombres y mujeres somos iguales, ya debería haber sido así», resalta. «Es voluntario, opcional, nadie impone ni obliga a nada, ni tampoco perjudica. Además, sirve para que no se pierdan apellidos que escasean, o que son más llamativos», resume Alejandro.

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos