Muestras de sangre en las uñas que no se pueden cotejar

La tercera sesión comenzó con la declaración por videoconferencia de dos facultativas del Instituto Nacional de Toxicología que analizaron restos extraídos de las uñas de la víctima para comprobar si había cuerpos ajenos a ella. Explicaron que habían hallado restos de sangre humana con un perfil genético de la mujer, «la propia víctima, posiblemente», pero no pudieron confirmarlo porque «no nos enviaron muestras ni de la víctima ni del acusado». Por eso tampoco pudieron comparar el perfil genético extraído de las uñas de la mano derecha con el del investigado.

Tanto otros dos facultativos del mismo instituto como agentes de la Policía Científica sí pudieron señalar la presencia de hasta cuatro fármacos distintos consumidos por Julio Pardo, ansiolíticos y antidepresivos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos