El Museo de Avilés incorpora el catálogo del Museo de Ciencias Naturales Graíño

Taller para niños en el interior del Museo de la Historia Urbana de Avilés. / MARIETA

Inaugurado en 1944 en Fernández Balsera, recogía la colección de animales disecados del naturalista y farmacéutico Celestino Graíño Caubet

J. F. GALÁN AVILÉS.

El Museo de la Historia Urbana de Avilés incorpora a su colección un ejemplar del catálogo editado con motivo de la inauguración, el 15 de julio de 1944, del Museo de Ciencias Naturales Graíño, el que fuera el primer museo de Asturias. Con sede en un chalet de la avenida de Fernández Balsera, recogía la colección de Celestino Graíño Caubet, destacado naturalista y fundador de la saga de farmacéuticos que desde hace casi 125 años regenta la farmacia Graíño. Fue impulsado un año después de su muerte por Celestino Graíño Cors, su hijo.

Doctor en Farmacia por la Universidad Central de Madrid y gran aficionado al estudio de la fauna y la flora asturianas y a la taxidermia, la gran colección de especies animales disecadas y de conchas de moluscos que Graíño Caubet (Oviedo, julio de 1873-Avilés, febrero de 1943) forjó a lo largo de su vida constituyó el embrión del museo de ciencias naturales que lleva su apellido. La colección incluía cerca de 500 ejemplares de aves, 150 mamíferos, un millar de insectos y cincuenta reptiles, en algunos casos ejemplares catalogados como raros o con malformaciones, como un pollo con cuatro patas, un gallo con tres, una ternera bicéfala o un huevo gigante de gallina con otro en su interior.

También fue autor del primer estudio ornitológico centrado en las aves de Asturias, editado en 1909 y publicado en 1913 en la revista 'La Farmacia Española' después de ser galardonado con el premio del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona en la categoría de tema libre científico.

Una vez el museo cerró sus puertas, en 1965, parte de los fondos del museo se perdieron y el resto pasaron a manos de la Universidad de Oviedo o quedaron en manos de la familia Graíño, que llegó a exponer algunos ejemplares en su farmacia. Desde entonces, el decano de los museos asturianos es el Marítimo de Luanco, inaugurado en 1948.

El catálogo realizado con motivo de la inauguración del Museo de Ciencias Naturales Graíño fue obra de R. Foch, profesor de Historia de la Farmacia de la Universidad de Madrid, y el ejemplar que se incorpora al Museo de la Historia Urbana de Avilés ha sido donado por el biólogo y profesor jubilado de enseñanza secundaria Casto Lorenzo Fernández Ovies, que entre otros centros impartió la docencia en el Instituto Carreño Miranda.

De igual forma es delegado en Avilés de 'Pint of Science', asociación internacional creada en 2012 por dos investigadores del Imperial College de Londres que pusieron en marcha un programa que permitió a enfermos de Parkinson y Alzheimer conocer el trabajo de investigación de ambas enfermedades desarrollado por distintos laboratorios. Además del catálogo, donará diversas publicaciones y artículos en formato digital de la amplia producción bibliográfica del doctor Graíño Cors.

El Museo de la Historia Urbana de Avilés también incorporará el último de los artículos publicados sobre la figura de su padre, 'Celestino Graíño Caubet. Del gabinete de Ciencias Naturales al Museo Graíño', realizado por María Mercedes Ramírez Fueyo y Cristian Vázquez Bulla, matrimonio de farmacéuticos residente en Salinas.

El acto de donación del catálogo se realizará al mediodía de mañana martes en el Museo de la Historia Urbana de Avilés, y pasará a formar parte de sus fondos permanentes. Ubicado en la calle de La Ferrería, frente a San Nicolás de Bari, abre de 10.30 a 13.30 y de 16 a 20 horas de martes a viernes, los sábados de 11 a 13 y de 16 a 20 y los domingos y festivos de 11 a 13. 30 horas.

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos