El Niemeyer planea aumentar sus ingresos propios un 23% en 2018

La plaza del Centro Niemeyer alberga actividades muy diversas, como el torneo de baloncesto en la calle de las fiestas de San Agustín. / MARIETA
La plaza del Centro Niemeyer alberga actividades muy diversas, como el torneo de baloncesto en la calle de las fiestas de San Agustín. / MARIETA

El centro prevé recaudar este año más de dos millones y medio de euros y destinar 813.000 a actividades culturales

CRISTINADEL RÍO AVILÉS.

El Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer prevé ingresar este año 2.606.000 euros y destinar 813.000 a la programación de actividades. En ambos casos, 100.000 euros más que en 2017 (casi un 4% más), en una subida contenida y ajustada a la realidad de una institución que pasa por ir saneando progresivamente sus cuentas. La deuda actual del Centro asciende a 1.508.958 euros.

El Niemeyer plantea el gasto de 813.000 euros en programación cinematográfica, conciertos, actos del ciclo de Palabra, teatro, visitas guiadas, actividades infantiles, también gratuitas y exposiciones que llegarán a 130.000 espectadores, 50.000 menos que el año pasado. La caída se explica por la nueva forma de contabilizar las visitas, «más fiable y transparente» que antes, según justifican en el Niemeyer. En 2017 se decidió computar como visitantes a aquellas personas respaldadas por un ticket. Se excluye, así, a los clientes de la cafetería, de la tienda y de las exposiciones al aire libre. «Al final optamos por un criterio que, pese a ser más conservador, es más riguroso», explica el director general del Centro Niemeyer, Carlos Cuadros, que defiende los datos de ingresos y gastos reflejados en el Plan de Actuación de 2018 porque «reflejan de la forma más precisa posible la realidad de la institución, marcada por la sostenibilidad presupuestaria y por un creciente apoyo del público a la programación».

El gestor se felicita también por la mayor repercusión mediática de sus actividades, conforme al reciente informe 'Observatorio de la Cultura', de la Fundación Contemporánea, que sitúa al Centro Niemeyer como la institución cultural asturiana más valorada en 2017, «a una gran distancia de las demás».

Más información

Las partidas de gasto en programación más importantes se dedicarán a las artes escénicas y a las exposiciones, con 280.000 euros en ambos casos y con un significativo aumento del 45% de esta segunda (en 2017 se destinaron 193.000 euros).

Tanto el cine como el ciclo Palabra, las propias artes escénicas o las visitas guiadas mantienen el mismo presupuesto que el año pasado. Sube el de conciertos y merma ligeramente el contemplado para Educa Niemeyer (de 6.000 a 5.000) y el gasto de congresos y alquileres (de 25.000 a 20.000).

El resto de los ingresos previstos por el centro se dedicarán a gastos generales, de explotación y de personal, además de a la amortización tanto de los activos materiales como inmateriales. Esta última partida será, con diferencia, la más abultada con cerca de un millón de euros. Respecto a los anteriores, se aprecian discretas subidas en el capítulo de reparaciones y mantenimiento, en los suministros eléctricos, en los servicios de limpieza y seguridad y en sueldos y salarios de los trabajadores.

Para inversiones, tales como la compra de obra artística, equipos o trabajos en el aparcamiento, se reservan 35.000 euros.

En la previsión de ingresos recogida por este plan de actuación para 2018, aprobada por el Patronato de la Fundación Centro Niemeyer el pasado 13 de diciembre, se espera ingresar 2.606.000 euros, de los que 1.150.000 proceden de las subvenciones del sector público. La misma cantidad que en 2017. Sí se cuenta, en cambio, con el aumento de las aportaciones privadas en doce mil euros, de los 75.000 del año pasado a los 87.000. «Se trata de una previsión», matiza el director general del centro, Carlos Cuadros, que observa que «las empresas privadas se están comprometiendo cada vez más con las actividades del Centro».

Se confía también en incrementar tanto los ingresos de taquilla como los procedentes de la celebración de congresos y grabaciones audiovisuales. «Las actividades están aumentando de forma muy significativa su público, esto está generando mayores ingresos, pero el hecho de que la Fundación no pueda dar beneficios facilita que estos ingresos se destinen a aumentar la programación en cantidad y calidad», explica Cuadros.

En concreto, se espera generar ingresos por valor 330.000 euros en taquilla y por la prestación de servicios propios frente a los 267.000 del año anterior y otros 92.500 por la cesión de espacios a congresos, grabaciones audiovisuales, el cobro del canon de hostelería y la venta de artículos de merchandising, 18.500 más que en 2017.

Motor «dinamizador»

En su plan de actuación, el Centro Niemeyer se reafirma en su objetivo de convertirse en «uno de los principales motores dinamizadores de la vida cultural, social y económica del Principado de Asturias». Asegura que su misión es contribuir al desarrollo de la economía, generar empleo e «impulsar un cambio profundo en las bases de la sociedad asturiana, al convertirse en un elemento básico de la ordenación del territorio del eje central de la región».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos