El Niemeyer reduce su deuda a la mitad tras saldar la que tenía con los proveedores

Imagen de archivo de una de las reuniones del patronato de la Fundación del Centro Niemeyer celebradas el pasado año. /  MARIETA
Imagen de archivo de una de las reuniones del patronato de la Fundación del Centro Niemeyer celebradas el pasado año. / MARIETA

El centro cultural afrontará en los próximos cinco años la devolución de subvenciones al Principado

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

La Fundación del Centro Niemeyer mantiene ahora una deuda de 1,25 millones de euros que prevé saldar en marzo de 2023, cumpliendo con el plan estratégico que se marcó hace cinco años. La entidad anunció ayer haber concluido el pago de la deuda que había contraído con más de un centenar de proveedores, después de que se truncara su actividad a los pocos meses de apertura del centro cultural, y que se cifraba en aproximadamente 1,5 millones de euros. El Niemeyer realizó ayer el quinto y último pago a los denominados acreedores ordinarios y ahora resta hacer efectivo en los próximos cinco años el pago de la deuda de 1,2 millones de los acreedores subordinados, Principado y bancos.

Según mantiene la Fundación del Niemeyer en un comunicado difundido ayer, «el cumplimiento estricto del plan de viabilidad ha supuesto una creciente confianza del sector privado en la entidad y muestra de ello es el número de patrocinios y colaboraciones institucionales con que cuenta el centro para sus actividades culturales: Fundación EdP, Fundación Sabadell, Fundación Telefónica, Grupo Daniel Alonso o Asturiana de Zinc, entre otros».

Además destaca que, «el continuo esfuerzo de la Fundación Niemeyer en prestar un servicio de excelencia al público se ha visto recientemente recompensado con el informe del Observatorio de la Cultura de la Fundación Contemporánea, que sitúa al Centro Niemeyer como la institución cultural asturiana más valorada en 2017, a una gran distancia de las demás».

Se cumple el plan de viabilidad y pago a acreedores aprobado en 2013

Los problemas económicos de la Fundación comenzaron en el año 2012, cuando se declaró en concurso de acreedores, después de una investigación realizada por el gobierno de Foro Asturias sobre sus cuentas y de se bloqueó la actividad del centro cultural, que incluso llegó a cerrar a los pocos meses de su inauguración. Las denuncias sobre irregularidades contra los anteriores gestores siguen todavía sin resolverse en los juzgados.

El patronato de la Fundación del Centro Niemeyer aprobó en enero de 2013 el plan de viabilidad y de pago a acreedores. La deuda en aquel momento se situaba en 3,4 millones de euros y se preveía saldarla en un plazo de diez años, estableciendo una liquidación anual del 20%.

325.000 euros al año

Se establecía en aquel momento el pago de 325.000 euros anuales a los acreedores ordinarios del Niemeyer, señalando para marzo de este año el último pago. Se saldaría así la deuda ordinaria que se cifraba en 1.696.254 euros, aunque se pensaba que sería posible aminorarla, como así ha sido, porque existían discrepancias con algunos acreedores como Rebollo Abogados Consulta, dirigida por el anterior secretario de la institución, José Luis Rebollo, o Adriana Chiesa Enterprises con la que se había acordado una exposición que nunca llegó a montarse porque el centro cultural fue cerrado con anterioridad. También se esperaba reducir la deuda con los acreedores ordinarios fruto del análisis exhaustivo que se estaba efectuando a las facturas de Viajes El Corte Inglés.

Con todo, finalmente la deuda a proveedores ha estado por debajo del millón y medio de euros, según los datos facilitados ayer por el propio Niemeyer. Ahora, comenzará el pago de la deuda subordinada. El plan recogía que en los cinco años siguientes se saldará esa deuda, que es la que mantenía la entidad con algunos de sus patronos. Se trataba de la devolución de parte de las subvenciones que el Principado concedió entre los años 2007 y 2010, que sumaban 1.211.682 euros; y del crédito concertado con Liberbank, que en aquel momento era de 582.501 euros.

Sin embargo, de acuerdo con la última auditoría realizada en marzo del año pasado y correspondiente a las cuentas de 2016, se iniciará el pago de una deuda subordinada que se cifra en 1.256.000 euros. Y es que en el seno de la propia Fundación se llegó a un acuerdo con Liberbank para saldar el crédito contraído con un sistema de compensación.

El Centro Niemeyer maneja este año un presupuesto de 2,6 millones de euros. En la previsión de ingresos, 1.150.000 proceden de las subvenciones del sector público, la misma cantidad que en 2017. Sí habrá un aumento de las aportaciones privadas en 12.000 euros, pasando de los 75.000 del año pasado a los 87.000 previstos en este. El Niemeyer plantea el gasto de 813.000 euros en programación cinematográfica, conciertos, actos del ciclo de Palabra, teatro, visitas guiadas, actividades infantiles, también gratuitas y exposiciones que llegarán a 130.000 espectadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos