Alarma en Avilés por una nube negra procedente de baterías de cok

Alarma en Avilés por una nube negra procedente de baterías de cok

El humo lo provoca una caída de tensión que impide que las antorchas de baterías quemen correctamente los gases de la combustión de cok

José Fernando Galán / Agencias
JOSÉ FERNANDO GALÁN / AGENCIAS Avilés

Una gran nube negra que mana de las baterías de cok de Arcelor ha sembrado esta tarde inquietud entre numerosos avilesinos ante el temor de que se tratase de un episodio similar al escape que el pasado mes de abril provocó una nube tóxica que llegó al centro de Avilés. La multinacional, que está investigando la causa y el alcance de lo sucedido, descarta tal posibilidad.

El humo procede de las antorchas de baterías, activadas para quemar los gases que genera la combustión de cok a raíz de una caída de tensión que impide que se traten mediante el procedimiento habitual. «Es un sistema de seguridad que se ha activado automáticamente», tranquiliza un portavoz de Arcelor. La caída de tensión también ha afectado a otras instalaciones de la empresa.

El Colectivo Ecologista de Avilés ha informado del nuevo episodio a la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente. A través de una nota de prensa, la entidad ha criticado: «Cuando no es una nube, es una fuga, o un vertido, no hay mes que no haya un accidente en una instalaciones viejas y que funcionan con una importante precariedad». Por esto, ha reclamado a la empresa medidas «decididas».

«No valen los expedientes ya, que son un engaño que después de muchas años y juicios acaban en nada o en una multa por la que le sale mas barato contaminar que evitarlo. Estamos hablando de la salud de las personas todos los días durante muchas décadas», han añadido desde la organización ecologista, que apuesta por el empleo que genera la industria, pero «no a cualquier precio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos