La nueva Escuela de Arte tampoco estará lista para el inicio del próximo curso en septiembre

La nueva Escuela de Arte tampoco estará lista para el inicio del próximo curso en septiembre
Aspecto actual de los trabajos de construcción de la nueva Escuela de Arte en el Parque Empresarial. / JOSÉ PRIETO

Los reparos de la Intervención del Principado obligan a repetir la licitación del mobiliario y el traslado de Restauración se retrasa al menos hasta enero de 2019

ALBERTO SANTOS AVILÉS.

Los alumnos de Restauración de la Escuela Superior de Arte del Principado de Asturias tendrán que iniciar el próximo curso en la actual sede de Valliniello. Es otro jarro de agua fría a sus expectativas de estrenar la nueva sede cuya construcción está a punto de concluir en el Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA). A pesar de las previsiones que manejaba la Consejería de Educación del Principado de que todo estuviese listo para septiembre, lo cierto es que la maquinaria administrativa ha dado un nuevo frenazo a sus planes.

La ejecución de las obras está a punto de llegar a su fin, a falta de los últimos remates tanto en el interior como en la urbanización exterior de la parcela. El problema surge en la dilatación de los plazos para licitar y contratar el equipamiento interior. Este apartado se divide en dos partes, la que incluye el mobiliario genérico de la escuela, que ya fue incorporado a una partida licitada y publicada en el Boletín Oficial del Principado hace meses junto a otros centros, y por otro lado el mobiliario específico de los estudios de Restauración. Según ha podido saber LA VOZ DE AVILÉS, este es el punto que ha hecho saltar las alarmas y la preocupación en la comunidad educativa de la Escuela de Arte. El servicio de Intervención del Principado ha rechazado la licitación que ya se había puesto en marcha, debido al cumplimiento escrupuloso de la legalidad que marca la nueva ley de contratos del sector público. Este retraso obliga a partir de cero y los plazos de la tramitación no permiten que la nueva sede de la Escuela de Arte en Avilés pueda abrir en septiembre. Es más, el retraso será mayor, porque ahora se baraja enero de 2019 como fecha probable para el traslado de los alumnos de Restauración.

Eso es lo que ha hecho que nadie se quiera aventurar a dar una fecha para inaugurar el edificio. Los antecedentes llevan a la prudencia, porque la nueva sede debería estar hace tiempo en funcionamiento. El último cargo del Principado que se manifestó públicamente al respecto de los últimos retrasos había sido el consejero de Cultura el pasado mes de octubre. Genaro Alonso, quien anunció para diciembre la reanudación de las obras -plazo que sí se cumplió- y dijo que esperaba que pudieran estar finalizadas «los primeros meses del año que viene -por 2018- para después equipar la escuela y proceder luego a su inauguración». La alcaldesa se había hecho recientemente eco de esas previsiones, por lo que, según ha podido saber este diario, ahora existe malestar en el gobierno local ante este nuevo contratiempo.

El caso es que la comunidad educativa de la Escuela de Arte lleva «todo el año» preparándose para la mudanza, haciendo inventario, descartando el equipamiento que está en mal estado y poniendo en valor lo que es aprovechable para la nueva sede, «que es mucho porque las clases se están dando en Valliniello en buenas condiciones». Esos trabajos se realizan desde el inicio del presente en curso, con la previsión de que se pudiera poner en marcha el grueso del traslado en las vacaciones de verano. «Pensamos que podríamos, pero hay que ser realistas, es muy difícil que todo esté listo para el próximo curso», asumen con resignación.

Lo que tienen claro los órganos de dirección es que, si Restauración no puede empezar el próximo curso en la nueva sede, no se va a poner en riesgo la organización académica de los estudios precipitando el traslado con las clases en marcha. En este sentido, si no se consigue empezar el curso 2018-2019 a pleno rendimiento en el edificio del Parque Empresarial, la puesta en funcionamiento de la nueva sede podría coincidir con el cambio de semestre académico, con el objetivo de que afecte lo menos posible a la actividad docente y las necesidades de los alumnos matriculados, que en este momento, unos sesenta en los cursos de Restauración y conservación de bienes culturales.

El retraso en la licitación de parte del equipamiento se suma a la parálisis que sufrieron el pasado año las obras a causa de un modificado que, según se explicó, respondió «a la necesidad de adecuar el proyecto a la normativa comunitaria, así como a las exigencias en materia de prevención en riesgos laborales». Su coste se calculó en 230.075 euros, con lo que la inversión se elevaba así a 2.537.915 euros, es decir, un sobrecoste del 10% sobre el presupuesto inicial.

Las obras tendrían que haber sido entregadas en junio de 2017 para que los estudios de Conservación y Restauración, que hoy se imparten en Valliniello pudieran cambiar de sede desde el comienzo del curso 2017-2018.

Más información

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos