El nuevo acuerdo social buscará atraer el talento joven para frenar el envejecimiento

José Manuel Baltar, Mariví Monteserín, Pedro Luis Fernández e Iñaki Malda, tras firmar la evaluación del pacto social. / PATRICIA BREGÓN
José Manuel Baltar, Mariví Monteserín, Pedro Luis Fernández e Iñaki Malda, tras firmar la evaluación del pacto social. / PATRICIA BREGÓN

Mariví Monteserín apuesta por un trabajo conjunto con los agentes sociales para abordar «el gran reto demográfico»

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

Abordar el reto demográfico de la ciudad y mantener el dinamismo de Avilés atrayendo población joven y talento son los grandes retos que abordará el nuevo acuerdo social, según anunció ayer la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, en la evaluación del último pacto firmado con las uniones comarcales de Comisiones Obreras y UGT y la Federación Asturiana de Empresarios (FADE). Entre los años 2012 y 2015, el documento 'Avilés Acuerda' guió la ejecución de 117,2 millones de euros, además de sentar las bases para que la ciudad se beneficiase de fondos europeos como la estrategia para el Desarrollo Urbano Social Integrado (DUSI), según se destacó ayer.

La firma del nuevo pacto social no tiene fecha, según indicó Monteserín, aunque espera que sea «pronto». En las últimas semanas, los agentes sociales han realizado reuniones de trabajo para ir perfilando el nuevo documento. En estos encuentros se han abordado los contenidos del futuro pacto social y las diferentes líneas de actuación que se quieren incluir. «Trabajamos con una perspectiva de la ciudad hasta el año 2025», apuntó la regidora. Monteserín subrayó que la gran necesidad era abordar «el reto demográfico», destacando la capacidad de la ciudad para «atraer talento» y asentar población joven que compense el envejecimiento de la población.

Monteserín destacó «las fortalezas» de la ciudad para abordar ese reto con éxito. Así, destacó en primer lugar que la estructura urbana se encuentra capacitada para atraer más población sin que las dinámicas de Avilés sufran una grave alteración.

Monteserín recordó que abordar el reto demográfico de la ciudad también supone afrontar políticas de empleo que permitan atraer talento a la ciudad y retenerlo. En esta línea, subrayó la importancia del tejido empresarial existente, tanto en el sector industrial como en el sector servicios. Ahí destacó el potencial existente en campos como el turismo donde la ciudad aún no ha desarrollado todo su potencial. «Tenemos que ir a por todas», aseguró la regidora. Para Monteserín se trata de «un objetivo estratégico», vital para asegurar el mantenimiento de la actividad en la ciudad.

La propuesta de la alcaldesa fue bien acogida por los agentes sociales que destacaron las ventajas del acuerdo social y de pactar la ejecución de actuaciones políticas en la ciudad.

Las palabras de José Manuel Baltar, secretario general de la Unión Comarcal de Comisiones Obreras, Iñaki Malda, su homólogo en UGT, y Pedro Luis Fernández, presidente de FADE, avanzaron otras dos líneas en las que incidirá el nuevo acuerdo social y a las que también había aludido Monteserín.

Así, José Manuel Baltar destacó que las políticas de empleo deben atender de forma especial al colectivo de mayores de 55 años, un grupo de personas especialmente castigadas por la crisis económica y que se encuentran en un fuerte desamparo. «Necesitan muchas líneas de apoyo», destacó Baltar.

Además, desde Comisiones Obreras se destacó la importancia de mantener las políticas de bienestar social, especialmente apoyando a los hogares más desfavorecidos y vulnerables por la crisis. También defendió la necesidad de incorporar mecanismos para adecuar los contenidos del pacto social a circunstancias imprevistas durante la vigencia del acuerdo para lograr que sea un «un compromiso vivo».

Por su parte, Iñaki Malda, secretario general de la Unión Comarcal de UGT, destacó la importancia del sector industrial como base para las políticas de empleo, destacando su importancia para generar puestos de trabajo de calidad en la comarca. Además, Malda remarcó la necesidad de mantener las políticas sociales como uno de los ejes para conservar la cohesión social en Avilés.

Pedro Luis Fernández destacó que la naturaleza de los problemas que afectan a Avilés no son ajenos a los retos de España y de Europa, por lo que exigen «una mirada larga y vista alta». El presidente de FADE recordó como el envejecimiento lastraba la tasa de actividad en la ciudad, por lo que cualquier estrategia para lograr el rejuvenecimiento de la ciudad pasaba por políticas de empleo. En este sentido, Fernández animó a un aprovechamiento de los «elementos positivos» existentes como el empleo industrial y los puestos de trabajo de calidad que genera en la comarca.

Balance positivo

Antes de realizar esbozar las líneas generales del nuevo acuerdo social, alcaldesa y agentes sociales destacaron los logros del acuerdo vigente entre 2012 y 2015. Así, la alcaldesa destacó que durante ese periodo se «movilizó 117,2 millones de euros para consolidar a Avilés como un espacio para la dinamización económica, para el impulso social y para hacer de Avilés un territorio económica y socialmente responsable».

Desde la Federación de Empresarios, Pedro Luis Fernández destacó la importancia de «puntos de encuentro y compromisos que se ejecutan en un gran número y con un nivel de fiabilidad alto», elogiando la trayectoria de cooperación institucional entre el Ayuntamiento de Avilés y las organizaciones sociales. Iñaki Malda recordó la importancia de estos acuerdos para la ciudad ya que evidencian la importancia y la repercusión «de trabajar juntos. José Manuel Baltar elogió el alto grado de ejecución alcanzado y las repercusiones positivas para la ciudad del acuerdo entre los agentes sociales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos