Las obras de la nueva sede de Restauración van a buen ritmo

Estado actual de las obras de la nueva sede de la Escuela de Arte. /  MARIETA
Estado actual de las obras de la nueva sede de la Escuela de Arte. / MARIETA

La modificación del proyecto dará paso a la contratación del equipamiento en los próximos meses

A. SANTOS AVILÉS.

Nadie se atreve ya a dar una fecha para la puesta en marcha de la nueva sede de la Escuela Superior de Arte del Principado de Asturias en el Parque Empresarial. Los antecedentes pesan y en junio se cumplirá un año de retraso en su inauguración. O sea, un curso, el actual, perdido para estrenar la flamante sede y dejar atrás la precariedad con la que trabajan alumnos y profesores de la especialidad de Restauración en Valliniello. Están resignados, pero también son optimistas porque ven avanzar los trabajos desde su restauración a finales del año pasado. Las obras siguen y los obreros se afanan en concluir el modificado. Van a buen ritmo y el objetivo es inaugurar el próximo curso 2018-2019 en las aulas del PEPA.

El retraso de los trabajos, según explicó el Principado el año pasado, respondía a la necesidad de adecuar el proyecto a la normativa comunitaria, así como a las exigencias en materia de prevención en riesgos laborales». Su coste se cifra a 230.075 euros, con lo que la inversión se eleva a 2,53 millones de euros, es decir, un sobrecoste del 10% sobre el presupuesto dedicado inicialmente.

El consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, visitó en otoño pasado la ciudad para explicar la hoja de ruta de la conclusión de las obras de la primera fase y referirse también a la segunda fase de construcción del edificio, que incorporará los estudios de Diseño a la oferta formativa actual del centro. El compromiso del gobierno regional pasaba por incluir en el anteproyecto de presupuestos regionales del presente año 2018 una partida para la elaboración del proyecto de esa segunda fase, según recalcó el consejero de Educación en Avilés, pero la falta aún de un acuerdo entre los grupos de la Junta General deja en el aire el presupuesto, y, por tanto, todas las inversiones contempladas en las previsiones del Partido Socialista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos