Ingresa en prisión el autor confeso de la oleada de robos del fin de semana en Avilés

Este salón de belleza de La Espina fue uno de los afectados por los robos en la mañana del sábado.
Este salón de belleza de La Espina fue uno de los afectados por los robos en la mañana del sábado. / MARIETA

El detenido reconoció ante el juez haber asaltado siete locales en Avilés, Llaranes y Villalegre debido a su drogodependencia

EVA FANJUL AVILÉS.

El hombre acusado de cometer la oleada de robos de este fin de semana en Avilés se encuentra desde ayer en la cárcel de Villabona. El titular del juzgado de instrucción número cinco de Avilés decretó su traslado a prisión después de que el individuo reconociese la autoría de al menos siete robos perpetrados en otros tantos establecimientos de la ciudad entre la madrugada del sábado 13 y la mañana del domingo 14.

Según fuentes judiciales, el detenido afirmó ante el juez que había cometido los asaltos motivado por la drogodependencia que padece. Según estas mismas fuentes, el hombre llevaba ocho meses en libertad tras permanecer siete años encarcelado por incidentes similares.

El delincuente fue detenido el domingo 14, tras cometer dos nuevos robos. Durante el último asalto, fue sorprendido por agentes de la Policía Nacional que lo pillaron 'in franganti' mientras intentaba robar en un establecimiento de telefonía móvil.

El ladrón llevaba ocho meses libre tras pasar siete años encarcelado por hechos similares

La madrugada del sábado 13 de enero, este individuo había asaltado otros cinco establecimientos más en los barrios Villalegre y Llaranes. Una carnicería, una mueblería en la calle Santa Apolonia, así como dos peluquerías y un salón de belleza de la calle La Toba. Queda por confirmar la autoría de otros dos robos en la misma mueblería de Santa Apolonia que tuvieron lugar, según declara su propietario, el primero el 3 de enero y un segunda asalto a las nueve de la noche del día 13. Según el responsable de la tienda de muebles, en las tres ocasiones se llevaron electrodomésticos por valor total cercano a los 2.500 euros.

Más información

Este nuevo episodio de asaltos en la zona de El Pozón y Llaranes ha suscitado la respuesta inmediata de las asociaciones vecinales de ambas zonas. Ambas entidades aunque reconocen inquietud por la reiteración periódica de este tipo de delitos hacen un llamamiento a la tranquilidad.

La Asociación de Vecinos de Villalegre tiene previsto mantener una reunión con responsables policiales en los próximos días para «trasladar las principales demandas en materia de seguridad que presenta el barrio», según ha informado su presidenta, Laura Cortés.

Por su parte, desde la Asociación de Vecinos de Llaranes, aunque felicitan a la Policía Nacional por su labor y reconocen la dificultad de la misma por el número de efectivos de los que dispone, insisten en «la necesidad de contar en la zona con la presencia de la Policía de barrio, que patrulla a pie las calles durante el día». Su presidente, Gabriel Alzola, plantea además la conveniencia de contar con «un cuerpo de serenos, como el que existe ya en otras ciudades como Gijón, y que transmiten tranquilidad a vecinos y comerciantes con su vigilancia nocturna», señala Alzola. Insiste también en la importancia de la colaboración ciudadana para incrementar la seguridad en los barrios, «no hay que tener miedo a llamar a la Policía».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos