Oleada de robos de madrugada en cuatro comercios de Llaranes y Villalegre

Geli Palomino muestra el cable de la registradora robada en su peluquería de La Espina. / MARIETA
Geli Palomino muestra el cable de la registradora robada en su peluquería de La Espina. / MARIETA

Dos peluquerías de La Espina y una mueblería de Santa Apolonia fueron desvalijadas, y un salón de belleza sufrió importantes destrozos

EVA FANJUL AVILÉS.

Durante la madrugada de ayer sábado se registraron cuatro robos en otros tantos negocios de Avilés. Tres de ellos se llevaron a cabo en la calle de La Toba, en Llaranes, lo que ha causado inquietud entre los propietarios de los locales de la zona. «Últimamente no paramos de oír que entran en locales del barrio y ahora esto», comenta Olvido García, la dueña del salón de belleza Olvi en el que entraron los ladrones de madrugada.

A pocos metros de distancia del salón de estética se sitúan los otros dos locales afectados. Se trata de la peluquería Carlos Ramos y de la también peluquería Araceli y Geli. En los dos salones, además de los destrozos en las puertas de acceso, los ladrones sustrajeron distinto material de trabajo como secadores, planchas, máquinas de cortar el pelo y tijeras.

Además, en ambos establecimientos cogieron el dinero de cambio en monedas depositado en las cajas, una cantidad cercana los 250 euros en total. Y en el caso de Araceli y Geli se llevaron también la propia caja registradora. «Cortaron el cable de la registradora y se la llevaron, además de dejarlo todo tirado por el suelo», explica la propietaria, Geli Palomino.

En el salón de belleza Olvi rompieron la luna del escaparate con una tapa de alcantarilla. Se cree que aunque llegaron a entrar, no se llevaron nada alertados por la alarma. Esto ocurría a las siete de la mañana, cuando la empresa encargada de la seguridad del local avisó a la policía tras recibir la señal de la alarma y comprobar a través de las cámaras de vigilancia que al menos un individuo se encontraba en el interior del salón. Cuando llegaron los agentes de la Policía Nacional se percataron además de que las otras dos peluquerías de la misma calle de La Toba habían sido asaltadas.

El cuarto robo de la madrugada de ayer se produjo en Villalegre, en la mueblería Alonso, en la avenida de Santa Apolonia. Esta es la segunda vez en diez días que entran a robar en este local. La primera ocasión fue la madrugada del 3 de enero. Tras romper un cristal, sustrajeron electrodomésticos por valor de unos setecientos euros. Ayer, volvieron a acceder por el mismo sitio y, de nuevo, se hicieron con electrodomésticos valorados en ochocientos euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos