La opinión creativa del público de las exposiciones, en un libro de firmas

El libro de firmas, en la Cúpula del Niemeyer.
El libro de firmas, en la Cúpula del Niemeyer. / PATRICIA BREGÓN

Los visitantes, llegados de toda España y Europa, plasman con libertad sus pareceres en un novedoso volumen que se guardará en el archivo

M. PICHEL AVILÉS.

«Las esculturas eran extrañas e interesantes», firma una niña, Laura. «Quien critique la programación del Niemeyer, no ha pasado por aquí», escribe un anónimo. Son solo algunas de las opiniones que los visitantes a la exposición 'Dibujar y esculpir el espacio', de las Colecciones ICO, en la cúpula del Niemeyer, han plasmado con absoluta libertad en el libro de firmas que el Centro ha colocado a la entrada, y que será conservado junto a la memoria de la misma, así como en la de la muestra del fotógrafo Arno Minkkinen, en el auditorio.

La iniciativa se ha estrenado con las dos exposiciones en cartel, y permite recoger la expresividad del público, llegado de diferentes puntos de España (lo que más, Madrid y también Cataluña), pero también de Europa, sobre todo franceses, alemanas y portugueses.

No todo son opiniones favorables, y algunos aprovechan para hacer bromas, pero también se encuentran auténticas expresiones artísticas, como un rostro a carboncillo dibujado por un anónimo que disfrutó de la visita. Notas que, dejadas sobre las hojas en blanco después de contemplar obras de Dalí, Picasso, Miró, Chillida o Tàpies, reconfortan a quien las lee. «El verdadero arte no necesita ser explicado, sino que su esencia se capta a simple vista», escribía Melissa. O, como decía Francesca, de Barcelona: «Todos encontramos el arte en nuestro corazón, así que dejémoslo sentir».

Fotos

Vídeos