La oposición impondrá hoy su mayoría y aboca a una cuestión de confianza

Los populares De la Torre, Bretón, Araujo, y Salcines y Suárez, de Somos, en un pleno. /  MARIETA
Los populares De la Torre, Bretón, Araujo, y Salcines y Suárez, de Somos, en un pleno. / MARIETA

Los tres ediles críticos del PP han asegurado que no romperán la disciplina de voto, pero se especula con una posible ausencia durante la votación

J. F. GALÁN AVILÉS.

El Pleno vota hoy la propuesta presupuestaria del PSOE, y salvo improbable sorpresa la oposición impondrá su mayoría y el resultado será no. Los socialistas solo han sumado un apoyo, el de la única concejala de Ciudadanos, nueve votos en total, insuficientes para vencer al bloque formado por PP, Somos, IU y Ganemos.

Los cuatro ya han anunciado su rechazo. Suman quince votos, a la espera de la actitud que puedan tomar Constantino Álvarez, Alfonso Araujo y Francisco Zarracina, los tres concejales del PP abiertamente enfrentados a la junta gestora local. La acusan de negarse a negociar unas cuentas que, aseguran, «lleva nuestro ADN», y aunque nadie espera que rompan la disciplina de voto se especula que podrían mostrar su disconformidad ausentándose a la hora de la votación.

Aún así, el no seguiría siendo mayoritario. A partir de ahí todo indica a que la alcaldesa, Mariví Monteserín, se someterá a una cuestión de confianza en una sesión extraordinaria que podría celebrarse acto seguido, la misma herramienta que utilizó el año pasado para sacarlo adelante. Entonces sí salto la sorpresa. Un 'error' del PP a la hora de la votación -cuatro concejales dieron el sí, otorgándole su respaldo- permitió que ganara la cuestión de confianza, por lo que el presupuesto quedó aprobado.

Salvo traspiés similar, Monteserín perderá hoy la cuestión de confianza. Entonces la oposición dispondría de un mes para presentar un candidato vinculado a un presupuesto que se sometería a votación. Si ganase -precisa mayoría absoluta- el candidato sería proclamado alcalde y el presupuesto quedaría aprobado, hipótesis que dadas las profundas diferencias que separan a los distintos grupos de la oposición ni siquiera se vislumbra.

Bajo este panorama, el horizonte que se perfila es que una vez transcurrido el plazo la propuesta presupuestaria socialista quede aprobada automáticamente y Monteserín mantenga la alcaldía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos