La oposición quiere saber el beneficio empresarial de Aguas de Avilés

La reunión de ayer de la comisión de investigación del agua. /  PATRICIA BREGÓN
La reunión de ayer de la comisión de investigación del agua. / PATRICIA BREGÓN

El gobierno señala en la comisión del agua que «solo supervisamos los servicios y no podemos conocer el margen de ganancia»

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

La comisión de investigación sobre la gestión del ciclo integral del agua abrió ayer un nuevo episodio. Y es que la oposición encontró un nuevo filón en las denuncias que vienen realizando sobre la sociedad mixta Aguas de Avilés: conocer el margen de beneficio de la compañía.

Vayamos al inicio. Después de un concurso público, la empresa Aquagest se convirtió en socio privado encargado de la gestión de Aguas de Avilés, la empresa debía asumir una serie de inversiones en la red de agua, además de proponer mejoras y aportar un canon de 37 millones de euros. A lo largo de los veinticinco años de vigencia del contrato, se estableció una tasa interna de retorno y de la que la empresa privada logra su beneficio.

En este marco, el objetivo de la oposición, según indicó la concejala de Izquierda Unida, Llarina González Moreno, que ejerce la portavocía conjunta de Partido Popular, Somos, Izquierda Unida, Ciudadanos y Ganemos, es conocer qué porcentaje de ese dinero es beneficio empresarial. Por ley, todas las licitaciones de obra y servicios públicos fijan un margen de beneficios para que las empresas puedan ofertar, de la misma manera que se establecen unos costes indicativos para las diferentes obras. Desde el PSOE se indicó que el gobierno no podía detallar qué parte del dinero aportado correspondía a ese beneficio empresarial.

«Para nosotros es muy importante que el gobierno no sepa si se cumple ese porcentaje o no», indicó Llarina González. El planteamiento de la oposición sorprendió al gobierno. «Nosotros nos preocupamos porque se cumpla el contrato, porque se hagan las obras que se reclaman y que las facturas que nos remiten respondan a lo hecho», indicó Manuel Campa, concejal de Promoción Económica, «pero no controlamos el beneficio empresarial. Si quieren saber ese dato, deberían preguntarlo a la empresa».

Y es que el edil explicó que aunque los contratos públicos recogen un margen para el beneficio empresarial, «cada empresa organiza su gestión de manera interna. No sé el beneficio de los informes que encargamos, como tampoco sé el beneficio de FCC por la reurbanización de Santa Apolonia». Para Campa, el nuevo filón de la oposición reproduce su estrategia «de recoger datos sueltos del expediente para construir su realidad paralela».

Ayer, la oposición mantuvo sus denuncias sobre los sobrecostes de las obras realizadas por Aquagest, sin aportar nuevas pruebas más allá de la diferencia entre lo que figuraba en la licitación y lo que realmente se facturó como en la reforma de la parte trasera de Maqua. Los técnicos volvieron a explicar que se debía a que la inversión final había sido mucho más compleja de lo previsto en un primer momento, certificándose el gasto realizado. La próxima reunión de la comisión se celebrará el dos de marzo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos