El Palacio de Maqua albergará la enseñanza de español a extranjeros

Fachada principal del Palacio de Maqua, que será rehabilitado el próximo año en su interior. / MARIETA
Fachada principal del Palacio de Maqua, que será rehabilitado el próximo año en su interior. / MARIETA

El desarrollo del proyecto del gobierno local dependerá de la financiación de la rehabilitación del edificio con el 1,5% Cultural

Alberto Santos
ALBERTO SANTOSAvilés

En el Palacio de Maqua se hablará español con acento extranjero después de su rehabilitación. Esa es la intención del gobierno local, que considera el inmueble como el lugar idóneo para poner en marcha uno de los proyectos estrella del programa electoral del Partido Socialista en Avilés: la enseñanza de castellano a extranjeros. Los plazos de la puesta en marcha de este plan, así como su ubicación definitiva en Maqua, dependerán del dinero para financiar las obras que se consiga de la convocatoria del 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento. El coste total de la rehabilitación asciende a 842.056 euros, de los que más de la mitad provendría de esa inyección económica. En cualquier caso, en el gobierno municipal son optimistas y esperan poder desarrollar todos sus planes para darle vida al palacio tras la rehabilitación. Una fundación para la enseñanza de español a extranjeros es el más ambicioso, aunque no será el único proyecto que tendrá cabida en el inmueble.

El aprendizaje de un idioma mueve cada vez a más personas en el mundo y la alcaldesa Mariví Monteserín apostó fuerte en la campaña electoral por convertir a Avilés en una referencia internacional para el aprendizaje del castellano por parte de los extranjeros, lo que en la práctica podría convertirse en un nuevo segmento de desarrollo turístico de la ciudad. Monteserín defendió entonces que «Avilés es una ciudad con muchas posibilidades para que aquellas personas que quieran estudiar español puedan venir a hacer cursos de inmersión lingüistica» y recordó que el castellano es el segundo idioma del mundo.

Desde el comienzo del mandato, el gobierno local no ha dejado de trabajar en ese proyecto, que ahora puede verse materializado en un edificio emblemático como el Palacio de Maqua, con una situación estratégica en pleno centro de la ciudad. Según ha confirmado LA VOZ, se han analizado otras experiencias y se han realizado informes para perfilar su aplicación en Avilés, siempre con el objetivo de poner en marcha un servicio de aprendizaje y perfeccionamiento del castellano a partir de un sistema pedagógico innovador que atraería a la ciudad a personas procedentes de todo el mundo. Aquí aprenderán y perfeccionarán su conocimiento del castellano con personas nativas.

El proyecto arrancaría antes del final del mandato con una oficina en Maqua en la que empezarían a darse los pasos para desarrollar sus objetivos. En este sentido se explorará la colaboración público-privada a través de fórmulas como la de una fundación, y se establecerán contactos con instituciones repartidas por el mundo que servirían de reclamo para atraer a estudiantes a Avilés.

La fórmula de enseñar y perfeccionar el español para extranjeros como oportunidad de desarrollo turístico y económico ya se aplica con notable éxito en otras ciudades españolas. Una de las referencias es Salamanca, donde cada año se recibe a centenares de estudiantes de todas las edades para profundizar a través de cursos o seminarios en sus conocimientos sobre la lengua castellana. Muchos de ellos, que establecen su residencia en la ciudad, se toman estos estudios como una titulación más en su currículum académico, además de la experiencia de conocer una cultura diferente.

Para el desarrollo de este proyecto la alcaldesa quiere contar con el sector turístico, hostelero y comercial de Avilés, ya que considera que el proyecto debería convertirse en un «objetivo de ciudad».

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos