El Parque Empresarial del Principado de Asturias se abre al comercio

La modificación de las normas urbanísticas que permitirán la entrada del sector terciario sale a información pública durante un mes

C. R. AVILÉS.

En el Parque Empresarial del Principado de Asturias (PEPA) se podrán alternar industrias tecnológicas y comercios relacionados con el sector. La modificación de las normas urbanísticas que permitirán la entrada del sector terciario en una zona industrial acaban de salir a información pública como paso previo y obligatorio a su puesta en marcha.

Los cambios son mínimos y, básicamente, adaptan el texto a las normas sobre comercio del Principado de Asturias, de tal forma que se permite la instalación de estos establecimientos, pero no de cualquier tipo. Han de estar relacionados con la temática del parque y tener un número mínimo de metros.

En total, se modifican treinta artículos referentes al suelo no urbanizable, al no urbanizable de interés, a los sistemas generales, dotaciones, infraestructuras y zona de dominio y servidumbre de costas y a las zonas verdes y espacios libres. Entre otros cambios, se estipula la altura y distribución interior de la edificación y la primera ha de seguir la misma que se haya estipulado para el suelo urbano. En tipología de nave, la altura máxima será de 4,5 metros, con independencia de que se divida interiormente en varias plantas.

Servidumbre aeroportuaria

Estas modificaciones entran a información pública y sale de este proceso la que afecta a las servidumbres aéreas, que no han recibido ninguna alegación y que se encuentra a expensas de algún informe de Aviación Civil.

Estas normas afectan a los terrenos ubicados en el suroeste del término municipal, en concreto a Villanueva, Heros, El Campón, Vidoledo, Nondivisa, Los Calvos, Altamira, La Carrionina y L'Arabuya. La altura máxima permitida para cualquier tipo de edificación, incluidos todos sus elementos como antenas, pararrayos, chimeneas, equipos de aire acondicionado, cajas de ascensores, carteles o remates decorativos, entre otros, no podrán superar la cota de 140 respecto a la cartografía. En base a esto, en caso de que no se puedan llevar a cabo las construcciones e instalaciones previstas, no generará ningún tipo de derecho a indemnización.

Además, según la redacción actual de servidumbres aeronáuticas, hay una limitación de actividades en estas zonas. Así, no se podrán llevar a cabo actividades que supongan o lleven aparejada la construcción de obstáculos que puedan inducir turbulencias, el uso de luces, proyectores o emisores láser o actuaciones que puedan estimular la actividad de la fauna.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos