La parroquia de San Nicolás de Bari inaugura su nuevo relicario

El párroco Alfonso López bendice el relicario. /  PATRICIA BREGÓN
El párroco Alfonso López bendice el relicario. / PATRICIA BREGÓN

SARA PALACIO AVILÉS.

En la tarde de ayer, miércoles de Ceniza, se inauguró y bendijo el nuevo relicario que alberga las reliquias de tres santos vinculados tanto a Avilés como a la parroquia. Se sitúa en el altar de la Virgen de Covadonga, en una reproducción realizada en el año 1960 y, con la debida protección, podrá ser visitado siempre que se desee. Se conservarán allí un fragmento de un hueso de San Nicolás de Bari (patrono de la villa desde el siglo XII hasta su sustitución por San Agustín), un fragmento del cuerpo de San Francisco de Asís (fundador de la orden franciscana que desde 1280 hasta 2013 estuvo presente en Avilés) y, por último, un fragmento del cuerpo de San Antonio de Padua, titular del Convento de Avilés desde 1929 a 2013.

La reliquia de San Nicolás ha sido traída desde Italia, donde los jóvenes de la parroquia peregrinaron a Bari y Padua durante el pasado verano. Las otras dos reliquias ya se custodiaban en la Parroquia, pero solo eran veneradas en el Día de Todos los Santos. De este modo, a partir de ahora los fragmentos podrán exponerse continuamente, mostrando a devotos, peregrinos y turistas una faceta más de las formas de religiosidad de la ciudad.

San Nicolás es especialmente reconocido en todo el oriente europeo: son constantes las peregrinaciones a su sepulcro desde Rusia, Rumanía y Turquía. San Francisco de Asís es especial protector de todos los peregrinos a Santiago de Compostela: se afirma que recorrió a pie el Camino de Santiago, dejando fundados los conventos de Oviedo, Avilés y Compostela. Respecto a San Antonio, la Iglesia de Portugal le guarda una especial veneración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos