«La participación hace ciudadanos»

Reetta Mikkola, consultora de Unicef, elogia el Consejo de la Infancia de Avilés

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

Técnicos de diferentes administraciones europeas y especialistas de Unicef participaron ayer en Avilés en la jornada de trabajo sobre los consejos de participación de la juventud que comienzan a desarrollarse en España. Asturias es un territorio pionero, en una política donde Avilés se encuentra en posiciones de vanguardia.

«La participación es un derecho que tienen los niños», recordó ayer la finesa Reetta Mikkola, consultora en el programa de Ciudades Amigas de la Infancia en todo el mundo y que en la sede central de la agencia de Naciones Unidas para la Infancia y Juventud en su sede de Ginebra.

Mikkola subrayó la importancia de la participación para toda la sociedad. Comenzando porque estas estructuras «son escuelas de ciudadanía». Los niños y jóvenes aprenden el valor de implicarse en la gestión y descubren «la posibilidad de transformar las cosas», además de desarrollar la capacidad de ayudar a otros menores.

Avilés alberga el primer encuentro europeo para analizar el papel de la juventud Reetta Mikkola

Además, la propia organización de los consejos de participación afecta al resto de estructuras político-administrativas. «Hay que estar atentos a los jóvenes, escuchar lo que dicen. Ser transparentes y tener la capacidad de explicarles porque se adoptan unas medidas y porque se rechazan otras», aseguró Mikkola.

La mirada de los niños también beneficia a toda la sociedad. «Es frecuente que sus aportaciones no se refieran sólo a la infancia y la juventud, suelen repercutir a toda la ciudad», comentó la consultora de Unicef que participa en la asamblea que se clausurará mañana domingo en la Casa Municipal de Cultura con la lectura de un manifiesto.

Hoy sábado, los menores desplazados hasta Avilés de diferentes consejos de Infancia y Juventud desarrollarán encuentros de trabajo, además de participar en actividades de ocio y conocer Asturias.

Reetta Mikkola también elogiaba el trabajo desarrollado por el Consejo de la Juventud de Avilés y que tiene la consideración de buena práctica. «Es un excelente ejemplo. Los niños fijan una agenda y ellos realizan aportaciones que se trasladan a las políticas locales», apuntó, además de elogiar la sensibilidad de los políticos locales para «escuchar» las aportaciones de los menores.

Un compromiso que se mantendrá, según se desprende de las palabras de la concejala de Juventud, Raquel Ruiz, y la directora de la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo, Gimena Llamedo, con competencias en programas de infancia y adolescencia. Así, Ruiz subrayó la importancia de «los niños en el desarrollo de las comunidades» y Gimena Llamedo destacó «su efecto multiplicador por la repercusión en sus familias».

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos