El Partido Popular confía en poder justificar «casi todos» sus gastos

Pedro de Rueda, presidente de la gestora, ante la sede del PP de Avilés. / MARIETA
Pedro de Rueda, presidente de la gestora, ante la sede del PP de Avilés. / MARIETA

El presidente de la gestora, Pedro de Rueda, atribuye a la «negativa de Maniega a firmar el convenio» el hecho de que deban devolver la subvención municipal

RUTH ARIAS AVILÉS.

El Partido Popular de Avilés confía en no tener que devolver finalmente los 11.042 euros de la subvención que el Ayuntamiento concedió al grupo municipal el año pasado, un dinero que Intervención reclama porque considera que los gastos no se han justificado adecuadamente. El presidente de la gestora, Pedro de Rueda, asegura que se justificará el destino de «la mayoría» del dinero. «Ya hemos hablado con la interventora y no habrá problema», explicó ayer De Rueda.

El partido atribuye este problema que se ha dado a dos cuestiones. La primera es «un cambio de criterio» en la forma de justificar los gastos de los grupos municipales. «Antes no exigían una justificación directa pero ahora todo tiene que estar atribuido al grupo», señala el presidente. Por una parte hay un control más férreo del destino de las subvenciones municipales, pero esta no es la única razón para que los populares se hayan encontrado con que la documentación presentada no haya sido suficiente. «Esto ha pasado por la negativa de la anterior presidenta, Carmen Maniega, a firmar el convenio entre el partido y el grupo municipal», explica.

La nueva dirección del PP en Avilés, sin embargo, tampoco ha firmado este convenio hasta la fecha, aunque asegura estar trabajando «en hacer las cosas perfectas», en palabras de Pedro de Rueda, que considera que «no se hicieron los deberes a tiempo».

Por todos estos motivos los concejales populares se han encontrado con la exigencia de la devolución de la asignación íntegra del año pasado, un total de 11.042,98 euros, resultantes de sumar el fijo que se entrega a todos los grupos, que asciende a 1.797 euros al año, y otros 1.540 que se reciben por cada concejal con acta, que en el caso del Partido Popular son seis.

Este dinero se entrega para sufragar el funcionamiento de los grupos y de su actividad habitual, pero se pide que se concrete en que se invierte. Las bases de ejecución del presupuesto establecen que debe llevarse un registro foliado, numerado y sellado, en el que quede constancia de los ingresos recibidos así como de los gastos que se llevan a cabo, algo que en el caso del grupo popular ha fallado no solo en 2016, sino también en 2015, cuando tuvieron que devolverse otros 5.521 euros.

«Como siempre»

«La justificación se hizo como siempre, pero ocurre que hubo un cambio de criterio», explica el portavoz municipal, Carlos Rodríguez de la Torre, que sostiene que «debe haber un sustento jurídico entre el grupo municipal y el partido y aportar un soporte físico para todos los gastos». Es decir, que debe firmarse un convenio entre el grupo municipal y el partido para poder traspasar dinero de una cuenta a otra, y deben aportarse facturas o justificantes de cada euro. A estas alturas, sin embargo, podría resultar complicado hacerse con los tickets de todos los conceptos.

Además, parece existir una diferencia de parecer entre los servicios jurídicos municipales y los del partido popular, que confrontan en esta cuestión aunque, según explican los populares, ya está habiendo conversaciones con la Intervención municipal para tratar de enmendar esta situación.

Más

Fotos

Vídeos