El pasado resucita al son de la música

Un narrador guió al numeroso público el espectáculo desde el quisco dela música del Ferrera.
Un narrador guió al numeroso público el espectáculo desde el quisco dela música del Ferrera. / PATRICIA BREGÓN

El público responde multitudinariamente en el Ferrera a la zarzuela 'Avilés 1900'

M. PICHEL AVILÉS.

El Avilés de transición decimonónica hasta la mitad del siglo XX se hizo música. Resucitó ayer al son de los compases de la zarzuela 'Avilés 1900', basada en una idea y montaje de Majo Muñiz Riestra en 1964, y que dirigida y producida por Béznar Arias, con el apoyo del Ayuntamiento, vio ayer la luz en un entorno privilegiado, que en aquella época que recrea la obra era un jardín de disfrute privado y hoy es orgullo y pulmón de la ciudad, el parque de Ferrera. El público respondió de forma multitudinaria, y acompañó el tiempo, con una noche realmente agradable para deleitarse con la buena música.

Centenares de personas acudieron a la cita desbordando las previsiones. Las sillas se llenaron, y hubo quienes siguieron el espectáculo en los bancos del parque o incluso sentados sobre la hierba. Desde allí se entregaron a un narrador y tres personajes, con los que recorrieron los lugares emblemáticos de la ciudad del comienzos del siglo pasado, las calles de Rivero y Galiana, El Parche o el barrio de Sabugo. El tenor avilesino Emilio Menéndez, gran defensor de la música tradicional local, y junto a él, la soprano Ana Peinado y el barítono Alberto Marcos pusieron las voces solistas al repertorio tradicional de la ciudad, que enganchó al público y suscitó sus recuerdos, mientras Paco Sánchez, vestido de blanco y ataviado con un sombrero, era la voz que hilaba historias, recordaba personas conocidas por todos de la vida de la época.

Junto a los cantantes, el coro Amigos de Sabugo, dirigido por Elena Baigorri, el grupo Amigos de la danza, que representó la danza prima que se ha conservado por el empeño de un puñado de entusiastas hasta el presente; Juan Méndez, al piano; Miguel Herrero, a la percusión, Cabin, al bajo; Borja Feal, a la flauta; Alejandro Trigo, al violín. Un pequeño conjunto de cámara para enlazar musicalmente las distintas piezas del repertorio.

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos