La patrona de Avilés se pone azul

La Virgen de La Luz, ayer en la ermita con su nueva vestimenta donde destacan el azul y la plata. / MARIETA
La Virgen de La Luz, ayer en la ermita con su nueva vestimenta donde destacan el azul y la plata. / MARIETA

La Virgen de la Luz luce en la ermita un nuevo vestido sufragado de forma anónima por varios cofrades

Alberto Santos
ALBERTO SANTOSAvilés

La Virgen de la Luz, patrona de Avilés, estrena nuevo vestuario en la novena de la 'Luz de agosto', algo que ha llamado la atención tanto de los habituales peregrinos al templo avilesino como de todos aquellos feligreses que participan en los cultos religiosos que ofrece cada año la Cofradía de la Ermita 'Virgen de La Luz'.

El vestido está confeccionado con seda azul y bordado con abalorios plateados; el manto, elaborado sobre tejido brocado y estampado en azul y plata; y la mantilla, bordada sobre tul y con hilo de seda natural, es un trabajo realizado por Ángeles García Pastor, por el que recibió un Premio Especial de la Escuela de Artes y Oficios de Avilés en el curso pasado.

La cofrade que elaboró gratuitamente el vestido y el manto, así como los diferentes cofrades que costearon los gastos de los materiales utilizados, desean permanecer en el anonimato.

«Nuestro ojos estaban habituados a mirar la imagen revestida con mantos de color verde, rojo y morado, durante muchos años con piedra vista detrás y, recientemente, sobre el fresco azul y blanco de Favila. Ahora, con este nuevo vestuario, tenemos que aprender a mirar con otros ojos y valorar adecuadamente el trabajo realizado por una mujer de fe a la que Dios ha dotado de manos y habilidades de artista», tal y como destacaba ayer la Cofradía de la Ermita 'Virgen de La Luz', volcada durante toda la semana en la celebración de la novena de la 'Luz de agosto' en la ermita en la que luce durante todo el año la imagen de la patrona de Avilés.

La cofradía celebra del 7 al 15 de agosto, la citada novena, que comenzó el pasado lunes, día 7, y se prolongará en el mismo horario en el templo hasta mañana sábado, día 12 de agosto. En ese periodo de tiempo se reza el rosario a las seis de la tarde, seguido de una misa a las 18.30 horas. El próximo lunes, día 14, el horario de los cultos será el mismo.

El domingo 13, el rosario se traslada a la mañana, a las 12.30 horas, y la misa, a continuación, a las 13 horas en la ermita. El martes 15 de agosto, el rosario comenzará a las 11.30 horas y la misa, a las 12. Si al finalizar la Eucaristía el tiempo lo permite, habrá procesión en las inmediaciones de la ermita. La novena será la última de Vicente Pañeda, arcipreste de Avilés, además de párroco de Villalegre y La Luz, que será trasladado en septiembre a la parroquia de Piedras Blancas.

La parroquia de La Luz celebra dos novenas desde hace trescientos años. La 'pequeña' es la de mayo, en coincidencia con el Rito del Beso, recuperado en 1989. La «grande» históricamente es la novena de agosto, que nunca ha desaparecido pese a que sí lo hicieron los festejos populares que, en torno a la fiesta religiosa, se organizaban.

La Virgen de La Luz es patrona de Avilés desde 2012, tras su aprobación por parte del Vaticano. Comparte, desde entonces, tal condición con San Agustín, que se celebrará el próximo 28 de agosto.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos