«Pedimos a San Roque por la paz, porque somos una ciudad con el corazón abierto»

Decenas de personas asistieron a la misa en honor a San Roque, patrón del barrio del Carbayedo. / MARIETA
Decenas de personas asistieron a la misa en honor a San Roque, patrón del barrio del Carbayedo. / MARIETA

La misa en honor al patrón de El Carbayedo rinde homenaje a las víctimas del atentado terrorista de Barcelona

S. GONZÁLEZ AVILÉS.

El Carbayedo se llenó ayer de vecinos y visitantes dispuestos a disfrutar de la segunda jornada festiva, que tuvo su momento más emotivo por la tarde, con la misa en honor a San Roque, que este año se oficiaba a las puertas de la capilla de Jesusín de Galiana.

La misa corrió a cargo del párroco Alfonso López, quien quiso comenzar su responso teniendo un recuerdo y un mensaje de ánimo para las víctimas del atentado terrorista de Barcelona. «Pedimos a San Roque para hacer crecer la paz y la fraternidad. Por los que mueren por culpa del odio», decía el párroco ante la mirada de decenas de feligreses. Además, hacía hincapié en el carácter de los avilesinos y apuntaba que «Avilés es una ciudad con el corazón abierto a la que le duelen aún más los atentados que dejan víctimas mortales y heridos».

Los actos religiosos contaron con la presencia del coro Amigos del Hórreo, que se encargó de cantar el responso y de la Banda de Música de Avilés, que acompañó a los vecinos durante la procesión de San Roque por las inmediaciones del parque del Carbayedo, que se encontraba a rebosar de gente. «Las fiestas son muy emotivas para el barrio y este día es especialmente, es el momento de pedirle a San Roque por todos nosotros», decía antes del comienzo de la misa María del Rosario Gómez, vecina del barrio.

Aunque la jornada tuvo como epicentro estos actos, se completó con muchas otras actividades que también obtuvieron buena respuesta. La mañana comenzaba con los concursos infantiles, que cada año congregan a decenas de niños que disfrutan de las fiestas haciendo lo que más les gusta, pintar o jugar al ajedrez. Además, la tarde estuvo dedicada a los socios de 'El Hórreo', que desde su carpa en el parque repartieron el tradicional bollo preñao y la botella de vino. Por último, para cerrar la jornada, sobre el escenario del parque actuó la orquesta K-Libre y el trío Caramelo.

Las fiestas del barrio continúan hoy con juegos infantiles tradicionales, dirigidos a niños de entre tres y diez años que comenzarán a las 11.30 horas. Tras ellos habrá un pasacalles de gaita y tambor previo al baile vermú, que hoy estará amenizado por el dúo Brass. A las 16.30 hora está previsto que comience el XXIX Concurso de tiro con gomero 'V Memorial José Guerra'.

Los más pequeños podrán divertirse con el espectáculo que ha preparado Pablo Picallo de malabares y humor, que dará comienzo a las 17 horas. A las ocho se entregarán los premios de los concursos y acto seguido empezará la romería-verbena con Player's y dúo Brass.

Fotos

Vídeos