Pedro de Rueda presidirá el PP de Avilés tras retirar Alfonso Araujo su candidatura

A la izquierda, Pedro de Rueda en la calle de La Cámara; a la derecha, Alfonso Araujo, este viernes en su oficina. /MARIETA
A la izquierda, Pedro de Rueda en la calle de La Cámara; a la derecha, Alfonso Araujo, este viernes en su oficina. / MARIETA

La crisis interna sigue abierta con la mitad del grupo municipal enfrentado a la directiva que saldrá del congreso de hoy

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

El Partido Popular de Avilés celebra hoy su congreso, pero sus resultados no cerrarán la crisis interna que vive la organización desde hace meses. Pedro de Rueda será su nuevo presidente tras anunciar ayer Alfonso Araujo la retirada de su candidatura, una decisión que llega después de que el jueves el juez desestimara su petición para suspender el congreso.

«Me retiro después de hablar con todos los compañeros de la candidatura porque sería ir a una lucha desigual, yo me presento con gente de Avilés y apoyado por afiliados de Avilés, pero no puedo competir con Asturias entera», explicó Araujo sobre su decisión. De esta forma insistía en los argumentos, que fueron rechazados por el juez, sobre la necesidad de que quienes se presenten para dirigir el partido y quienes voten en el congreso tengan que ser de la ciudad. Araujo mantenía que había al menos 73 inscritos en el censo «con residencias en otros municipios o domicilios inexistentes o fraudulentos», entre ellos el propio Pedro de Rueda, gijonés inscrito en una oficina de la ciudad.

«El PP debe de estar formado por personas que tienen intereses aquí, ¿qué sentido tendría que dirigiese una asociación de caza de perdices alguien que no las caza?», se preguntaba Araujo. Y explicó que su candidatura quiso ser «limpia» desde el principio en ese sentido: «Nosotros podríamos haber afiliado a otras quinientas personas de todas partes, pero, ¿qué sentido tendría que a mi me votase mi hermano que vive en Toledo o mi cuñado de Ponferrada?».

Más información

Lamentó que esto sea amparado por los estatutos de su partido, de hecho dijo que «no comparto esta manera de hacer las cosas porque creo que perdemos credibilidad cuando estamos demostrando que cualquier cosa vale con tal de ganar el congreso. Creo que nuestra interpretación de los estatutos es de una lógica aplastante». Además, la sentencia judicial abre, en su opinión, «un camino muy peligroso que no solo perjudica al Partido Popular de Avilés sino al PP en general».

«No votaré en el congreso»

Alfonso Araujo ya anunció ayer que no estará en el congreso que comienza hoy a las diez y media de la mañana en el hotel 40 Nudos. Una postura que compartía con sus diecinueve compañeros de la candidatura aunque dijo que «no sé lo que hará el resto de la gente, no puedo aventurar quién irá a votar y quién no».

El hasta ayer candidato a presidir el Partido Popular de Avilés ya dejó claro que se aparta de la lucha por el congreso en todos los sentidos y que no tiene intención de impugnar su celebración. «Luché hasta el final con las armas que tenía y sigo pensando que me asiste la razón, pero primero presenté todos los escritos en los órganos internos necesarios y luego di el paso final de acudir al juez, que no me ha dado la razón», explicó.

A lo que no renunciará Araujo es al acta de concejal. Entiende que son dos «ámbitos distintos», por un lado el de presidir el partido y por otro el compromiso con la ciudadanía como concejal. Lo que no se atreve a augurar es lo que va a pasar a partir del domingo, cuando el PP de Avilés tenga una nueva dirección con la que su sector ha mantenido un enfrentamiento público desde el momento en que la dirección regional impuso una gestora hace casi un año.

Según indicó, «toca retirarse y ver los pasos que da la nueva junta directiva, no quiero prejuzgar. En función de los acontecimientos iremos tomando decisiones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos