Rey Pelayo brinda con chocolate

Miembros de la asociación Rey Pelayo, ayer ante su sede en La Magdalena. /  MARIETA
Miembros de la asociación Rey Pelayo, ayer ante su sede en La Magdalena. / MARIETA

La asociación celebra sus 25 años con nuevo logo y un extenso calendario festivo

C. DEL RÍO AVILÉS.

Rey Pelayo, la asociación pionera en Avilés en la atención a personas con discapacidad intelectual, celebró ayer sus veinticinco años con 'Chocolate con recuerdos', el primero de un extenso calendario de actos conmemorativo que extenderán a lo largo de todo el año. Unas ochenta personas participaron en una merienda de confraternización que sirvió para presentar el nuevo logo de la entidad y solicitar material gráfico de cara a una exposición itinerante que prevén inaugurar en mayo.

Mari Cruz García, presidenta de la asociación, confesó ayer la «mezcla de nostalgia y alegría» que la embargaba en un «día tan especial». Agradeció a quienes en 1993 fundaron la asociación «con el fin de que los chicos que terminaban la etapa educativa tuvieran un espacio para ocio, actividades y deporte» y tuvo un recuerdo para los socios fallecidos y, en especial, para Tino Suárez, «gran persona y positivo siempre».

Tras una proyección de diapositivas en las que se repasó el trabajo y evolución de Rey Pelayo a lo largo de estos últimos veinticinco años, la directiva, integrada también por la vicepresidenta Ana Díaz y el secretario Alejandro Alonso, informó del programa conmemorativo previsto. Tras la chocolatada de ayer, la próxima cita será su participación en el desfile de carnaval con un disfraz relacionado con sus veinticinco años. En marzo, inaugurarán la segunda vivienda tutelada de la asociación, en una fecha aún por determinar. Todavía no se ha seleccionado al beneficiario, pero será alguien con un trastorno mental asociado a las discapacidad intelectual.

En abril volverán a la Comida en la Calle, pero en esta ocasión acompañados por sus familiares. Si hasta ahora era habitual ver a una treinta de chicos de Rey Pelayo festejando el día grande las fiestas de El Bollo por su cuenta, este año han invitado a sus padres. «Se les pidió que pensaran algo distinto para conmemorar estos veinticinco años y ellos mismos, que habitualmente lo organizan todo lo relacionado con esta fiesta solos, decidieron sumar en esta ocasión a las familias», explicó la vicepresidenta. En total, serán unas doscientas personas. Imposible no verlos.

En mayo tendrá lugar la exposición itinerante por la comarca y una verbena o fiesta solidaria en el parque del Muelle en la que mostrarán sus actividades. En junio interpretarán una obra de teatro en Los Canapés y presentarán un vídeo conmemorativo en el que están trabajando. En julio realizarán un viaje y en septiembre u octubre, una carrera solidaria. En noviembre se irán de cena y fiesta y cerrarán el año en diciembre con una campaña publicitaria en mupis y otros espacios municipales sobre los derechos de las personas con discapacidad. Este mes también sacarán a la venta su calendario solidario de 2019.

Como resumía ayer el secretario, «son muchos años ya y somos muy grandes» y, como tal, la celebración ha de ir acorde.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos