El personal de Ría de Avilés denuncia presiones por parte de la empresa

Concentración ante el centro de día Ría de Avilés. /  MARIETA
Concentración ante el centro de día Ría de Avilés. / MARIETA

Los trabajadores aseguran que la adjudicataria del centro de día especializado en atender a enfermos de Alzheimer incumple el contrato

J. F. GALÁN AVILÉS.

La plataforma constituida por trabajadores de centros de día adscritos al Principado denuncian las «presiones» a las que, a su juicio, se ve sometido el personal del centro Ría de Avilés por parte de la empresa adjudicataria del servicio, Eulen, a la que también acusan de incumplir el contrato que regula la concesión. En este punto, afirman que faltan por cubrir veintiuna de las 210 horas más de servicio que recogía la oferta con la que a la postre ganó el contrato.

Las presiones habrían comenzado a raíz de las movilizaciones llevadas a cabo tras el cese de uno de los dos trabajadores contratados poco después de iniciar el servicio, una auxiliar con jornada reducida. La referida plataforma asegura que fue un «despido encubierto como baja voluntaria», si bien admite que a raíz de su denuncia ante el Principado «contrataron a otra».

A partir de ahí «comenzó una caza brujas. Están encima de los trabajadores. Han establecido un tiempo concreto para realizar la recogida de los usuarios, cuando lógicamente no siempre se tarda lo mismo, en función del tráfico y de la situación del propio usuario. Tampoco descuentan las horas de acompañamiento de los trabajadores que, por ejemplo, llevan al médico a sus hijos, y cosas así», asegura un portavoz de la plataforma. La situación que denuncia se enmarcaría en «los recortes» que, afirman, realizan las empresas concesionarias de los centros de días adscritos al Principado. A modo de protesta, han convocado para hoy jueves, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, un corte de carretera en Turón.

La plataforma de trabajadores de centros de convoca para hoy un nuevo acto de protesta

Las denuncias de los trabajadores y la movilización llevada a cabo el 11 de enero llevaron al Principado ha remitir a la compañía adjudicataria un requerimiento en el que le recuerda la obligación de cumplir con todas las condiciones de la oferta realizada en su día, con apercibimiento de que en caso de no ser así tiene la facultad de rescindir el contrato. Según los trabajadores la situación no se ha revertido, lo que les llevó a realizar una segunda movilización, llevada a cabo el pasado día 29.

Entonces el portavoz de la plataforma, Ramón Alcántara, leyó un manifiesto en la plaza de España en el que advirtió sobre «los problemas derivados de la adjudicación a empresas que tienen en su ADN ganar dinero. Empresas que vienen de otros sectores a uno en laza por el aumento de la población de personas mayores y que hacen UTES para entrar en la puja». También señaló los «peligros» que conlleva externalizar «un servicio público tan básico» como el que presta el centro de día Ría de Avilés, especializado en el cuidado y tratamiento de enfermos de Alzheimer. «Nadie se imagina, por ejemplo, que un centro de salud saliera a concurso cada dos años con la incertidumbre de los trabajadores de quién vendrá a subrogarles», añadió.

El centro se trasladó en 2015 desde la Casa del Mar a sus actuales dependencias, el Centro de Atención a la Dependencia de La Magdalena, inicialmente concebido como residencia para discapacitados psíquicas con gran dependencia. Inaugurado en julio de ese mismo año tras una inversión de 2,8 millones de euros, comparte la planta baja con un centro de atención temprana para niños, mientras que la primera planta sigue sin uso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos