Un perturbado siembra el pánico en Las Meanas, Avilés

Arremetió contra los clientes de un bar y varios comercios, y cortó varias veces el tráfico

Alberto Santos
ALBERTO SANTOSAvilés

Un perturbado causó ayer gran alarma en las inmediaciones de la plaza del Vaticano. El hombre, de origen marroquí, obligó a los clientes de un bar cercano a atrincherarse en su interior tras lanzar taburetes y ceniceros de la terraza contra la luna. También causó daños en los comercios más próximos, lanzó por los aires una bicicleta de uno de los clientes del bar y cortó el tráfico en Las Meanas en varias ocasiones, profiriendo gritos e insultos.

Fue reducido pocos minutos después de las nueve de la mañana por dos patrullas de la Policía Nacional, que lo trasladaron al Hospital San Agustín, donde fue tratado de un ataque de histeria y sometido a un análisis ante la evidencia de que se encontraba bajo los efectos del alcohol.

Fotos

Vídeos