La pesquería del besugo se cierra hoy para reservar hasta Navidad

Caja de besugo en la lonja de Avilés. / MARIETA
Caja de besugo en la lonja de Avilés. / MARIETA

La mala mar del mes de septiembre provoca una menor descarga de capturas de esta especie, si bien se registra un alza en los precios

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

Septiembre está siendo un mes pobre en cuanto al volumen de la pesca descargada en la rula de Avilés. Y es que, según confirman desde Nueva Rula de Avilés, las malas condiciones de la mar vienen provocando que la flota no salga a faenar y, por lo tanto, se produce una menor número de descargas.

La parte positiva de esta disminución es que la escasez de descargas viene provocando un aumento en las cotizaciones que, en algunas especies, llegan a doblar los precios registrados el mes previo. Con todo, se espera que vuelvan las buenas condiciones de la mar para recuperar la normalidad en la actividad pesquera.

Además, hoy se cerrará de manera temporal la pesquería del besugo en el Cantábrico, según informó ayer la Subdirección de Inspección y Control de la Dirección General de Ordenación Pesquera del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. El objetivo de esta decisión es reservar unas treinta toneladas, en números redondos, de cuota para el mes de diciembre, cuando la campaña de Navidad provoca un incremento al alza de la cotización de esta especie.

Es una práctica habitual que el Ministerio ha consensuado con el sector y que busca asegurar un volumen de capturas suficientes para la época del año en la que las especies registran unos mejores precios. De hecho, lo habitual es que la actividad se recupere a finales de noviembre o principios de diciembre.

La gestión de la cuota también ha influido en la costera del bonito que afronta septiembre con unas 2.200 toneladas pendientes de pescar, en números redondos. La buena marcha de este año hacía temer que se cerrase la campaña antes del fin de mes. La flota española ya ha consumido el 82 por ciento de la cuota asignada, lo que representa unas 10.680 toneladas de pesca.

De esta manera, a la espera del resultado de diciembre, tan sólo se mantiene la actividad de la merluza como una de las pesquerías fundamentales de actividad. De mantenerse el acumulado hasta la fecha, Nueva Rula cerrará el año con un importante incremento en la facturación que, hasta el pasado mes de agosto, representaba un dieciséis por ciento.

Lo cierto es que una de las características de las descargas de Avilés es que aunque la mayor parte de los ingresos se concentran en dos especies (merluza y bonito), su actividad registra un amplio número de descargas, lo que asegura el interés para los compradores. Junto a las especies de alto rendimiento económico existen otras costeras como la de la xarda que generan menos ingresos económicos, pero que generan un gran movimiento en el sector, por lo que resultan de gran interés para la actividad pesquera en la ciudad.

Otra especie que registrará buenos precios en las Navidades es el rape, para el que aún existe una cuota suficiente.

Fotos

Vídeos