IU pide que se cumplan los acuerdos alcanzados con los intoxicados en AZSA

J. F. G. AVILÉS.

El portavoz parlamentario de IU, Gaspar Llamazares, ha vuelto a trasladar a la Junta General del Principado la situación que padecen los trabajadores intoxicados por mercurio en la planta asturiana de AZSA, en muchos casos angustiosa. Casi cinco años después de aquel accidente, en noviembre de 2012, algunos padecen depresiones crónicas, diabetes, ansiedad, insomnio, pérdidas de memoria y de piezas dentales, mareos, problemas de visión y de oído ocasionadas por el mercurio y denuncian que no se les está prestando la atención debida ni se están cumpliendo los compromisos alcanzados en su día.

Llamazares ha remitido una serie de preguntas al Gobierno asturiano con el fin de conocer el grado de cumplimiento de las medidas de vigilancia, prevención, atención sanitaria, protección social e investigación de las secuelas que padecen, y recuerda la necesidad de mantener «las medidas de vigilancia, prevención y atención sanitaria», así como incrementar «las de protección social e investigación de las secuelas de los afectados».

El portavoz parlamentario de IU pide al gobierno «desempeñar un papel activo para el reconocimiento de su enfermedad profesional», y pregunta si está previsto colaborar con otras administraciones o con la Universidad «al objeto de investigar las consecuencias del accidente sobre la salud humana».

«Queremos que haya por parte de las administraciones públicas una corresponsabilidad en esta materia», señala Llamazares, que incide en que «es imprescindible mantener la atención para unos trabajadores con secuelas que, además, se agravarán con el paso del tiempo».

El diputado regional recuerda que «tanto el Congreso como la Junta General del Principado han reiterado a los respectivos gobierno s la necesidad de mantener la vigilancia y protección de los afectados.

Fotos

Vídeos