UGT pide a Sepides una reorganización del PEPA y precios «acordes al mercado»

Imagen de archivo de la zona en la que se ampliará el Parque Empresarial. / MARIETA
Imagen de archivo de la zona en la que se ampliará el Parque Empresarial. / MARIETA

El sindicato y el gobierno local aplauden la ampliación del polígono, pero critican la política de comercialización de parcelas

ALBERTO SANTOS AVILÉS.

Se ve bien que Sepides urbanice más suelo en el Parque Empresarial, pero esas medidas deben ir acompañadas de un giro radical de su política de precios en el polígono. Es la conclusión en la que coinciden tanto UGT como el gobierno local a la hora de valorar el anuncio del desarrollo de otros 85.595 metros cuadrados por parte de la sociedad del Ministerio de Hacienda, en el norte del PEPA, tal y como desveló ayer LA VOZ DE AVILÉS.

UGT va, incluso, más allá y pide una «reorganización del suelo que ya debería haberse realizado», según aseguró ayer Iñaki Malda, secretario comarcal del sindicato. Su propuesta va acorde a la distribución que presentan otros parques empresariales en los que conviven empresas de sectores muy distintos. «Todos los polígonos están divididos por zonas, en un sitio está la industria más pesada, la más ruidosa y que necesita más espacio, con accesos para el transporte de grandes piezas. Otras zonas se destinan a pequeña y mediana empresa, con pequeños talleres, y aparte están los espacios para oficinas. En el PEPA ha sido un caos la distribución del suelo».

En cuanto a la ampliación del polígono y la creación de más plazas de aparcamiento, Malda aplaude la medida «porque por un lado es terrible aparcar en el polígono, algo que no pasa en ningún otro espacio similar», y ve positiva la urbanización de nuevas parcelas. «Nos consta que además esa zona es ahora más atractiva para atraer empresas con el 'pinchazo' de la autopista», añadió, pero volvió a poner énfasis en la comercialización futura que haga Sepides de ese suelo, «porque el precio es lo que les echa para atrás, espantamos a las empresas».

Malda asegura que «a pesar de las rebajas, los precios no son acordes a la realidad de los polígonos industriales en Asturias», en referencia a las parcelas que aún no ha conseguido vender la sociedad estatal en la falda de Valliniello. Por eso, el secretario comarcal de UGT pide «un estudio real de precios para que una empresa que quiera aprovechar las ventajas de Avilés, con multinacionales asentadas, ferrocarril, aeropuerto o puerto, no tenga que renunciar a venir aquí».

En la misma línea se expresó ayer el concejal de Urbanismo y secretario general del PSOE de Avilés, Luis Ramón Fernández Huerga, quien calificó la ampliación del PEPA como «una muy buena noticia, porque el desarrollo de esos suelos en la avenida de la Siderurgia puede tener un futuro muy favorable, y además planten resolver el problema acuciante de la falta de aparcamiento».

También es una buena noticia «porque Sepides plantea inversiones propias, como pueden ser las destinadas a oficinas». Además, esta zona se pondrá aún más en valor «con la conclusión en 2019 de los accesos al PEPA desde la autopista, con cinco millones de euros de inversión en los próximos presupuestos del Principado para completar una inversión de en torno a treinta millones de euros», añadió Huerga.

No obstante, el gobierno local comparte la preocupación por el precio del suelo de la falda de Valliniello, un espacio privilegiado en el que no pueden asentarse aún empresas al considerar desmesurado el precio de comercialización que ha fijado Sepides. «Sigue estando fuera del mercado, el ministerio debería replantearse la valoración de esos suelos», lamentó ayer el concejal de Urbanismo, temeroso, al igual que los agentes sociales, de que «no se aprovechen esas parcelas de uso industrial. No querríamos que las inversiones se vayan a otros sitios con mejores precios».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos