Pierde el control de su vehículo al sufrir una crisis epiléptica mientras conducía

S. G. AVILÉS.

Un hombre, de 33 años y vecino de Trasona, perdía ayer el control de su vehículo en la confluencia de la calle La Cámara con Pruneda y acababa empotrado contra uno de los bolardos del paso de peatones. El accidente alertó a la Policía Local, que se personó en la zona y tras advertir que el conductor estaba «mareado y desconcertado» decidió pedir la ayuda de la ambulancia.

Desde el primer momento los agentes descartaron que estuviera bajo los efectos del alcohol o las drogas. Al llegar los sanitarios a la zona y hacerle una primera valoración apuntaron a que la causa había sido un «colapso producido por una crisis epiléptica». El hombre no llegó a peder la conciencia por eso, cuando el semáforo de la calle La Cámara se puso en verde, ante la imposibilidad de maniobrar bien, redujo la velocidad del turismo. El choque provocó únicamente daños en el bolardo, que aunque no se rompió, si quedó doblado. No hubo daños colaterales ni en peatones ni en otros coches que circulaban por la zona en ese momento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos