Una placa para Consuelo la avellanera en El Parche

Imágenes históricas de Consuelo la avellanera en su puesto de venta bajo los soportales de la plaza de España. / LVA
Imágenes históricas de Consuelo la avellanera en su puesto de venta bajo los soportales de la plaza de España. / LVA

La iniciativa popular recibe el apoyo municipal seis años después de presentar trescientas firmas

ALBERTO SANTOS AVILÉS.

Nunca una placa de homenaje a una persona ha costado tanto. Al menos en tiempo, porque en dinero fue fácil y rápido conseguir la colaboración ciudadana. Quizás por el cariño hacia 'Consuelín la avellanera', y también por el ahínco de los promotores del homenaje a la emblemática mujer que dulcificó la infancia de varias generaciones de avilesinos bajo los soportales de la plaza de España, en la esquina con La Cámara, justo a la altura de la actual administración de loterías. Allí tienen reservado un hueco para poner la placa y ahora, seis años después de plantear la iniciativa, han conseguido por fin el respaldo del Ayuntamiento.

La concejalía de Cultura se ha comprometido a facilitar los permisos pertinentes y los promotores, el grupo surgido de las redes sociales 'Avilés sin complejos', también han puesto en marcha la maquinaria burocrática para echar el resto. Castor González Ovies confirmaba ayer a este periódico que han pedido el permiso pertinente a la comunidad de propietarios del edificio en cuyo soportal se colocaría la placa. Además, al ser un enclave del casco histórico, es necesaria la autorización del servicio de Patrimonio del Gobierno del Principado, aunque se espera que eso no sea un problema.

Así pues, todo hace indicar que Consuelo la avellanera tendrá por fin el homenaje que se merece en Avilés. Han pasado seis años desde que los avilesinos Castor González Ovies y Armando Arias presentasen en el Registro del Ayuntamiento un escrito avalado por trescientas firmas en el que solicitaban que se instale en la plaza de España una placa en memoria de Consuelo Fernández González, popularmente conocida como «Consuelín la avellanera».

Solo falta el visto bueno de la comunidad de propietarios y del servicio de Patrimonio

Natural de León a finales del siglo XIX, posiblemente en 1896, y fallecida en 1973, la popular avellanera vendió durante muchos años frutos secos, piruletas y otro tipo de chucherías bajo los soportales de la plaza de España, y llegó a ser una institución en el Avilés de la época, especialmente entre los niños. Solía instalarse a la altura de la actual Administración de Lotería Número 1, el lugar en el que los dos precursores de su homenaje prevén instalar la placa.

Su imagen aún vive fresca en aquellos niños, y no tan niños, que la conocieron durante décadas en la plaza de España, vendiendo piruletas, pipas y avellanas. Un sencilla precursora de las tiendas de chucherías de la actualidad, con menos surtido pero mucho más cariño hacia los críos que le compraban a diario. Era Consuelo, más conocida por «Consuelín, la avellanera» por los avilesinos.

«Apenas sabemos nada de ella, pero todos la recordamos con un gran cariño. Siempre era amable con los niños, para los que tenía frases muy cariñosas y una sonrisa», recuerda Castor González Ovies, quien también explica que «estuvo vendiendo hasta los años 70. No sabemos el apellido, ni conocemos si tiene descendientes. Se comentaba que un hijo suyo había muerto durante la guerra». Aún con todas esas incógnitas sobre su vida, su cariño tendrá la recompensa de un reconocimiento público que será eterno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos