«El plan de vías y la Ronda Norte ya no son una cuestión de fe»

A. SANTOS AVILÉS.

La alcaldesa de Avilés lanzó ayer un mensaje a los agoreros y a los escépticos con el desbloqueo del plan de eliminación de la barrera ferroviaria y la Ronda Norte tras años de protocolos y acuerdos frustrados. Para Mariví Monteserín ahora es diferente, no sólo por el nuevo impulso político de «Fernando Lastra e Íñigo de la Serna», consejero y ministro, respectivamente, escoltados con agilidad por los técnicos de su departamento, sino porque Avilés ya sabe lo que es sacar adelante obras faraónicas en las que estaban implicadas todas las administraciones. Sin querer dar plazos -«¿el inicio de las obras? Ya me gustaría...», dijo ayer-, puso el ejemplo del saneamiento integral de la ciudad -165 millones de euros invertidos entre el Gobierno central, el Principado y el Ayuntamiento- para lanzar un mensaje optimista sobre la financiación. «En gran parte la tienen que asegurar los Presupuestos Generales del Estado, año a año, igual que en su día se hicieron las grandes inversiones del saneamiento de Avilés. El compromiso de cada administración se definirá en esos protocolos», aseguró ayer Mariví Monteserín. Por tanto, para ella, «ahora ya no es una cuestión de fe. Es cuestión de ir viendo que, efectivamente, los pasos que estamos comprometiendo se van dando. Este primer trimestre se firmará el protocolo y después quedarán los pasos que vaya definiendo el protocolo».

Apeló también a «hacer ese seguimiento de que, efectivamente, vamos hacia adelante y que esto es definitivo, porque hay un acuerdo en todas las administraciones y un consenso en la ciudad. Esto es importante y es diferente a otras veces».

Efecto dominó

El plan de vías y la Ronda Norte son proyectos ambiciosos y necesarios en sí mismo, pero también en gran medida por el efecto dominó que provocarán para completar la gran apuesta del Plan General de Ordenación Urbana de Avilés, la Isla de la Innovación con el Parque Tecnológico como elemento destacado. Tal y como recordó ayer la alcaldesa de Avilés, «esto nos permite diseñar ya definitivamente el proyecto que estaba afectado por cómo se resolvía la penetración de la vía del tren hasta ahí».

Mariví Monteserín defendió que «se puede soñar ya en su conjunto, viendo una imagen armónica en la que no chocan unas cosas con otras ni están desligadas. Eso es lo que, con ayuda de los técnicos, hemos conseguido: soñar ese espacio de tal manera que quede bien para el futuro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos